Select Page

VIVIR CON SABIDURÍA

Image

El arca posaba sobre la arena dorada, anclada, esperando su destino, alguien la había creado para un fin y estaba lista para servir, sólo se necesitaba que alguien la empujara a su destino para poder servir.

Pasó un pescador frente a ella, la miró y pudo observar en ella, un arca acorde a sus necesidades, subió el ancla al arca, para arrastrarla al agua, pero llegó en ese momento el dueño que la había creado y le dijo al pescador: ¡ No !, Esta arca la tengo reservada para una tarea especial.

El arca no podía opinar, pero ahí se dio cuenta, que su destino no estaba únicamente en flotar en el agua, sino que había un destino, más allá de su imaginación.

Sabía el arca, que en su poder de decisión, únicamente estaba el aceptar el destino que su creador le había dado, o revelarse y dejarse caer en pedazos, sobre la arena, dejando de tener consistencia para servir.

También sabía, que si se revelaba, únicamente serviría para la leña, pero si se mantenía en forma, conocería su verdadero destino algún día.

Así pasaron muchos días y el arca se mantenía firme sobre la arena, viendo el horizonte.

Pasaron días muy asoleados, otros con mucho viento y otros bajo la lluvia, unos días los contemplaba con alegría y optimismo y otros los veía tristes, cansados y muy largos.

Algunas noches le parecían frías y oscuras, pero su decisión no desistía, sólo se había propuesto dejarse llevar por su creador y algún día conocería su verdadero destino.

Un día se acercó el dueño, se subió en el arca y contempló el atardecer sobre ésta.

Fue el día más bello para el arca, a partir de entonces, todos los días el dueño llegaba, subía el ancla en la barca, la arrastraba al agua y remando se dirigía mar adentro.

Los primeros días, el arca se alegraba mucho, por las aventuras que vivía sobre el agua, poco después de tres años, ya no le causaba novedad recorrer el mismo camino, además ya se veía a sí misma, más desgastada y más cansada.

Entonces se preguntaba:    ¿ Qué está haciendo mi creador conmigo ?

¿ Cuál es esa misión especial, que tenía para conmigo ?.

Pensaba: no veo nada especial, sólo me avientan al agua, sube gente, me pisotean y después se vuelven a bajar y quedo más maltratada que al principio.

¿ Cuál es esa misión especial ?

El creador no había visto conveniente revelarle al arca su destino, había visto más conveniente, que ésta se enseñara a obedecer con fe, en su creador y que ella misma, fuera descubriendo su verdadero destino.

El arca fue fiel a su creador, a pesar de sus incertidumbres, de su cansancio y de las noches oscuras, que pasaba anclada en la playa.

Su dicha fue enorme, cuando su espíritu al volar a otra vida, después de haber cumplido su cometido, podía observar el monumento que le habían mandado hacer, con un letrero que decía:

” Honor para el Arca del pueblo, que salvó más vidas naufragadas, durante quince años, en la desembocadura del río La Plata “

Todos los náufragos, recordaban aquella aventura y el arca que los había salvado, la recordaban con gusto, por haberles salvado la vida.

El arca nunca pensó llegar a tan alto honor, por haberse dejado llevar, por la voluntad de su creador…

..

Translate »