Select Page

MAR DE VIDA

Image

En una mañana de sol y frescura, bajo la brisa del mar, mientras las olas jugaban con las rocas, platicaban dos amigos, mirando las nubes en el horizonte.

Uno se llamaba Manuel y el otro Pablo.

Pablo decía: Pienso que somos esclavos de nuestros propios pensamientos.

Manuel: ¿Por qué?

Pablo: Porque el que piensa ser rico, se esclaviza por el dinero, a él le entrega su tiempo, sus pensamientos, su voluntad, su fe y su vida.

Su termómetro funciona en base a esto, para su felicidad, para sentirse bien o sentirse mal.

 También el que piensa ser más a causa de su color de piel, esclaviza a los demás colores bajo este color, favorito para él.

 Asi mismo, el que piensa ser libre, “despreocupándose” de toda responsabilidad moral, se busca a sí mismo en el placer, viviendo el libertinaje como centro y realidad única, sufriendo el mismo las insatisfacciones que trae consigo el egoísmo y haciendo sufrir a los demás.

 ¿Por qué dirán que el Amor verdadero libera, si éste se esclaviza en una entrega total y hasta lleva a la muerte, por el ser amado?

Manuel: Comprende, la vida no le debe nada a nadie, ni le deberá.  Todo bien que hagas repercute en algo o alguien para el bien.

 El Amor Verdadero es vida y si alguien se hace esclavo de éste, se hace esclavo de la vida, entonces, al dejarse dominar por la vida, la muerte no puede prevalecer en esa persona, es decir, vivirá eternamente.

El que renuncia a sí mismo, para Ser uno con el Amor Verdadero, tarde o temprano encontrará su plena autorrealización en éste y nada ni nadie le podrá quitar está Felicidad eterna, pero para esto se necesita fe y sacrificio.

Pablo: Pero, ¿por qué dices que libera, al ser esclavo de éste?

 (Manuel) “Si te esclavizas de la verdadera libertad, serás verdaderamente libre” Porque nada ni nadie podrá oprimirte, es decir, estás libre de cualquier opresión, si ésta es tu base y tu forma de vivir Interiormente y así tú felicidad será verdadera y eterna.

 ‘Unicamente se puede lograr con Fe y sacrificio, en una entrega total, en hacer la voluntad de nuestro Creador, y así, nada podrá quitarte esta felicidad en tu alma, ni la pobreza,  ni las enfermedades, ni el desprecio de los demás,  ni el cansancio o el dolor, ni la muerte.

Pablo se sentía solo porque no hallaba respuesta al siguiente cuestionamiento, comentaba:   Para ser perfectos en el Amor Verdadero, se necesita Ser la fuente verdadera de éste, o ser ayudado directamente por esta fuente.

 Si no es así, se estaría buscando una locura, al pretender lograr un ideal inalcanzable.

(Manue) ¡Has dado con la clave!

 El hombre es poca cosa y es muy limitado, además de ciego espiritual, para pretender hacer esto por sí mismo.

 Para ser perfectos en el Amor Verdadero, es porque Somos Llamados a Ser por el que tiene su morada en él y comenzó a platicarle del Hijo único de Dios, que dejó la gloria para salvarnos, concluyendo con estas palabras:

 Mira amigo, el mar es más viejo que tú y yo juntos, tiene millones de años Ahí presente en la realidad de este planeta, desde entonces no ha cesado de moverse y jugar con las rocas, lleva la vida en su vientre y sigue dando vida.

 Lo podemos ver y palpar, la humanidad en vez de alimentar a sus peces y a sus plantas, se ha servido de él; para esto está, para darse a la humanidad y aunque muestra su fuerza con huracanes, muestra su debilidad en las manos del hombre, cuando éste tiene la capacidad de contaminarlo y matar la vida que el mar encierra.

La vida no se hizo para que terminara en la muerte, siempre la vida ha sido más fuerte.

A pesar de tantas guerras, el hombre sigue existiendo, a pesar de tanta sequedad, los cactus viven en el desierto; a pesar de tanta gente atea y negativa, la Fe, la esperanza y la caridad, envuelven la vida de muchas otras personas.

Con esto que podemos ver con los ojos, vemos resultados patentes de vida.

 Si nosotros luchamos por El, El viene a nuestro encuentro a ayudarnos y nosotros lo vamos a alcanzar, gracias a su Amor por nosotros.

 Antes que Amaramos la vida, la vida nos Amó y se encargó de nosotros, porque nos da por lo menos, lo indispensable para unirnos a ella.

 (Pablo) ¿Quieres decir que el hombre no hace la vida, sino la vida hace al hombre?

 (Manuel) ¡Así es Amigo!

 Pon tu Fe en el que es Amor Verdadero y verás frutos de vida eterna.

 Entonces pablo ya no se sintió solo, se sintió con vida, porque ésta lo acompañaba hasta después de la muerte.

Sonrió, se levantó y gritó con alegría,

¡con su ayuda puedo ser verdaderamente libre!

¡Puedo vivir para algo más trascendental! 

 De alegría, desde las rocas se hechó un clavado para formar parte del inmenso mar de vida…

..

Translate »