Libro Nuevo Horizonte

EL LIBRO QUE TE HARÁ PENSAR Y TAL VEZ ©

ESPINAS EN EL CORAZÓN

 

Sentado en una silla, con los codos en sus piernas y deteniéndose con las manos su cabeza, este papá pensaba en sus hijos.

Unos no eran lo que él esperaba.

Acababa de ver al mayor drogado y al verlo sintió una espina en su corazón.

La esposa de este papá, de pie a un lado y en silencio, lo acompaña con la misma herida.

¿ Qué hicimos de malo en la educación que ha caído en este estado tan desagradable ?

Ya son varias veces que lo vemos así, hemos tratado de dialogar con él, pero no entiende la falsedad de la ideología que lo ha llevado a vivir en el error.

Se siente relajado con la droga y encuentra un placer que lo hace sentir, por un momento liberado y cree encontrar la felicidad.

¡ No se da cuenta que se está destruyendo así mismo !

¡ No se da cuenta que está perdiendo la libertad y se está haciendo esclavo de la droga, además de perder la salud !

¡ No tiene compasión por nosotros para con nosotros y hasta somos un estorbo para hacer lo que quiere !

Se enderezó el papá junto a la esposa y elevó su voz hacia Dios.

¡ Señor ! Desde antes que nacieran cada uno de nuestros hijos, desde entonces y hasta el momento presente, te hemos pedido por ellos.

¿ Por qué haz permitido que este hijo cayera en este estado ?

Yo sé que tiene el libre albedrío para hacer lo que quiera, pero también sé que tú no desoyes las oraciones y los sacrificios ofrecidos a ti, con recta intención  ¿ Entonces qué pasa ?

¿ Acaso quieres probar nuestra fe en ti ?

Sé que cuando permites un mal, es para sacar un bien mucho mayor.

¿ Será este el caso ?  ¡ No veo resultados !   ¡ Solo veo el fracaso en nuestro hijo !

¿ Seríamos nosotros o sería la influencia negativa de la escuela y los malos amigos ?

¿ La concupiscencia, el mundo y/o el diablo ?

La esposa comentó : Es muy doloroso ver sufrir a un hijo y más, cuando por desobediencia y soberbia, anda en pasos de perdición.

El papá continuó : Por lo regular de padres buenos salen hijos buenos y de padres malos, hijos malos, pero también hay excepciones que puede resultar lo contrario.

¿ Cuál será la situación de nosotros ?

Recuerdo que cuando yo era joven, también caí en desobediencia y rebeldía, tuvo que pasar tiempo para darme cuenta, que esos caminos solo me traían amargura, frustración, insatisfacción y un hueco que solo tú, Dios mío, puedes llenar. ¡ Señor mío y Dios mío !

¿ Qué debemos hacer ?   y abrazándose los esposos lloraron.

Llegó el tiempo que el hijo se enfermó y murió.

Volvieron a llorar amargamente.

Todo el amor y la atención  ¿ Dónde quedaron ?  ¿ Por qué no dieron los frutos que esperábamos ?

En otro momento más tranquilo, este matrimonio, oyó la voz en sus corazones que les decía :

Entre la vida y la muerte del hijo, estoy yo, sus hijos son más hijos míos que de ustedes.

Yo se los he prestado por un tiempo, además, mi amor y mi misericordia son infinitos y todas sus oraciones las he escuchado y sus sacrificios en la entrega de su amor, los he observado.

Todo lo tomo en cuenta.

El tiempo de ustedes, no es mi tiempo, el modo de hacer las cosas, yo sé con mi infinita sabiduría y bondad, como hacerlo.

Si un pajarito no cae por tierra, si Dios no lo permite  ¡ Cuanta más importancia dará a sus hijos muy amados !

Es indispensable que tengan fe en mí, para que tengan paz en ustedes.

Sigan amando, sigan orando  ¡ Los amo con amor infinito ! …

LEER NUESTROS ESCRITOS

Translate »