ROMPIENDO EL PARADIGMA

¡ Papi, Papi !  ¿ Me das un dulce ? Le decía su hija de cuatro años.

¡ Papi, Papi ! Dame una vuelta, volando.

Su papá era para la niña lo máximo y el papá se mostraba feliz por tenerla.

Un día le preguntó su hija  ¿ Tú eres Dios ? 

¡ No ! Dios es mucho mas grande que yo.

¿ Llega hasta el techo ?

¡ Ho !  Jaja , mucho más grande, no lo vemos pero a ti, a Mamá y a mi  ¿ Nos quiere mucho !

Papi, le voy a pedir a Dios un hermanito para que también lo quiera mucho y juegue conmigo.

El papá se quedó pensando y solo le sonrió.

A su esposa Tere, le gustaban los niños y también quería más hijos, pero el se detenía por su situación económica.

Tere y Él, un día se pusieron a dialogar mas a fondo :

Juan ¿ Porqué no esperamos otro bebé ?

Tere, ya sabes, no hay dinero y en mi trabajo me siento inseguro de conservarlo.

( Tere ) Mira Juan, debemos de confiar en la providencia de Dios, pues son mas hijos de ÉL que de nosotros y si recibimos otro hijo en su nombre, es como recibirlo a ÉL.

( Juan ) Ya sé que son más hijos de ÉL pero   ¿ Cómo lo queremos recibir ?

( Tere ) o sea,  ¿ que en vez del amor, el dinero es lo que manda ?

( Juan ) No, pero debemos tener los hijos que podamos mantener y educar.

( Tere ) ¿ Cuál es el mínimo de dinero para esperarlo ?

( Juan ) No podría decirte, pues todavía debo un poco del crédito del auto.

( Tere ) Yo creo que hace más el que quiere,  que el que puede, ahí está la joven que nos ayuda a la limpieza de la casa y ya tiene tres hijos.

( Juan ) Sí pero ve que calidad de vida tienen, muchas carencias.

( Tere ) Pues yo veo que su esposo y ella se quieren mucho y los niños se ven felices jugando todo el día.

( Juan )  ¿ Estarías dispuesta a irnos a vivir a un departamento, en vez de esta casa ?

( Tere ) Sí, no me importa.

( Juan ) ¿ Estarías dispuesta a que no tuviéramos sala y recibir a los parientes en el comedor ?

( Tere ) Sí, lo acepto.

( Juan ) Solo así me animaría a otro hijo .

( Tere ) ¿ Cuando nos cambiamos ?

( Juan ) ¡ Ho !  ¡ Eres muy decidida !    Está bien, acepto otro hijo .

( Tere ) ¡ Yupiii !  Saltó de alegría, abrazó y besó a su esposo y comenzaron juntos a planear su futuro.

Cuando Tere salió esperando, fueron a festejar con una comida a un restaurante y Tere le decía a Juan :  ¿ Ya ves ? Solo es romper paradigmas para dar vida.

Al darle la noticia a su niña, ella dijo :  Sabía que Dios es tan bueno, que me daría otro hermanito …

Translate »