LA NIÑA DE LOS DULCES

Llegó la niña a un planeta deshabitado por seres humanos, solo había naturaleza vegetal y animal.
Comenzó conociendo ese mundo fantástico, lleno de vida.
Mientras caminaba por el campo, entre muchas flores, conocía diferentes formas y aromas, de
pronto vio una gran cascada, con el arco iris sobre ésta.
El clima era muy agradable.
Ella no tenía prisas, ese momento lo disfrutaba al máximo, sonreía y corría con gran alegría, nada
le turbaba.
No sabía como había llegado ahí, ni cual era su destino, solo gozaba ese momento de libertad.
Así era de sencillo su corazón. Esta niña vio un ave muy hermosa, que se paró junto a ella, la tomó
en sus manos, hubo buena química entre las dos, la acarició y se enamoró de ella.
De pronto, la mamá de esta niña, la despertó de su sueño y la niña volvió a la realidad, que no se
parecía en nada a sus sueños.
Hermana de cuatro mujeres y tres hombres, una familia pobre. Ella, junto con los demás, tenía
que ofrecer dulces y pedir caridad, pues su papá había muerto y su Mamá necesitaba de la ayuda
de los hijos para sobrevivir en este mundo lleno de necesidades materiales.
Esta niña con sus piececitos sobre la tierra, su cuerpo en el trabajo y sus sueños en el corazón,
gozaba de su libertad, no le daba importancia a su situación, su alegría no se veía opacada, pues
solo le bastaba lo que ya tenía : Una Mamá que la quería, unos hermanos con quien jugar y
aunque escasa la comida, no le faltaba para vivir.
Este corazón inocente, sencillo y alegre, llegó con un señor a ofrecerle sus dulces y éste le compró
unos, pero al comprarlos, se fijaba en esta niña que lo hizo pensar :
¡ Cómo deseo tener la alegría y la paz, que ésta niña refleja con toda sencillez !
Pensando yo, en encontrar la felicidad, me esclavicé de mi trabajo, descuidé por muchos años lo
mas importante, por ir tras lo inmediato, descuidé a mi familia y mi vida espiritual.
Después de tantos años, me veo cansado y frustrado, pues
¿ El dinero de que sirve cuando falta lo demás ?
No tengo verdaderos amigos, ni tiempo para disfrutar y cuando me he ido a divertir, el hueco
espiritual que llevo dentro, no me permite gozar verdaderamente de lo que tengo.
¿ Que puedo hacer ahora que me falta lo esencial ?
Y la libertad
¿ Que es lo esencial ? ¡ Lo sé, es DIOS !

Translate »