Libro Nuevo Horizonte

EL LIBRO QUE TE HARÁ PENSAR Y TAL VEZ ©

QUIERO IR AL CIELO

 

A lo lejos en el desierto, veo un caminante, no se ve cansado, pues antes se preparó para su viaje y lo está iniciando.

¿ A dónde va ?   ¿ Qué busca en el desierto ?  ¿ Por qué ese lugar tan inhóspito ?

No es una búsqueda material, solo un lugar de inspiración  ¿ Inspiración ?

Sí, el silencio y la soledad necesarios para escuchar la voz interna.

Despejarse del mundo ruidoso de la vida cotidiana, con sus prisas, ruidos y quehaceres.

Ningún ruido o por lo menos el mínimo , lo que oía, era el zumbar del viento en sus orejas como dándole la bienvenida a un mundo diferente, restablecedor, un mundo de recogimiento interior.

¿ y qué recoge en su interior ?  Lo que la conciencia le indica, dejar de ser él para ser lo que está llamado a ser.   Primero es ser y luego el hacer.

Para llegar a ser lo que aún no es, debe ver con claridad, esa nueva imagen de ser.

¿ Ya la tiene clara ?   Él sí, y el proceso comienza a darse cuando se despoja de su viejo yo, para ser un nuevo hombre.

No ha sido fácil, primero ser humilde y reconocerse como es en ese momento, luego quitar hábitos arraigados, para cambiarlos por nuevos hábitos.

Después de mucho caminar, ahora si se ve cansado y con sed, a lo lejos vio un oasis, pero todavía estaba muy lejos, decidió ir ahí, en el camino se puso a pensar : Hay valores que nos edifican en nuestra dignidad y hay cosas que le damos más valor por nuestros apetitos, pero que nos hacen mal.

Ahora comprendo que, no todo lo que me gusta me hace bien, ni todo lo que me disgusta me hace mal, para distinguir ésta diferencia, se necesita la sabiduría que viene de Dios.

¿ Pero por qué a veces no le hago caso ?  Hay varias razones :  Por flojera , por cansancio , por falta de conocimiento y confianza en Él y por simple apetito de lo prohibido, o sea, he caído en la tentación.

¿ Cómo no hubiera caído en la tentación ?  Haciendo lo contrario de lo que acabo de mencionar, sobre todo confiando en Él a través de la oración.

¿ Y Que me falta para confiar en Él ?  Pues el conocimiento de Él mismo y el compromiso interior.

¿ Cómo podré fortalecer ese compromiso interior ?  ¡ Ho !  Eso es lo que más me cuesta trabajo.

Con la fuerza de voluntad lo lograré, porque seguido hago lo que no quiero y lo que quiero muchas veces no lo hago.   Pero con la constancia en lograrlo y con la ayuda de Dios  ¡ Lo lograré !

Ya vio muy cerca el oasis, se motivó a esos últimos esfuerzos por llegar.

Llegó con sed, los pies arrastrando y el calor sofocante.

Sabía que estaría mucho mejor que dejarse caer con la arena caliente, en esas circunstancias.

La atracción del bienestar que lograría al llegar ahí, lo motivó hasta llegar a su destino, pues el convencimiento de un bienestar mayor, es el imán que nos jala a dar lo mejor de nosotros mismos.

Si conociera más a Dios, sería mayor la fuerza que me atraería para desear ir al cielo y compartir su amor y su gracia para toda la eternidad.

Así como di lo mejor de mí mismo para llegar a este oasis tan agradable, así daré lo mejor en ser constante, en el conocimiento de Dios.

Fortaleceré mi voluntad y daré lo mejor para ir al cielo y se alegró cantando : Al cielo, al cielo, al  cielo quiero ir…

LEER NUESTROS ESCRITOS

Translate »