CREER, O NO CREER

Allá lejos, en medio del mar, entre las nubes, se abrían paso los rayos del sol, que se extendían ampliamente en el agua y una embarcación se veía envuelta en esta luz.

El inmenso mar, estaba tranquilo.

En la embarcación navegaba una familia, papá, mamá, tres hijas y dos hijos.

Parecía que el cielo había escogido esta familia para iluminarla y hacer algo grandioso a través de ella, era una familia unida, que envuelta entre el mar y el cielo, flotaba en la embarcación, como la célula más importante de la sociedad y desde ahí hacia el futuro, formaría gobernantes, doctores, ingenieros, madres de familia, etcétera, todo un tejido humano, que así como una madre va tejiendo una cobijita para su bebé, así la madre naturaleza, tejía el manto humano, que le daría

 ¡ Gloria a Dios !    

¿ Porqué Gloria a Dios ? Porque seguiría y respetaría las leyes que Dios les dio para ser felices.

¿ Acaso no hace toda la gente lo mismo ?   ¡ NO !   muchos se dejan seducir por el maligno y en generaciones pasadas, sufrieron las consecuencias negativas, de vivir a capricho propio, siguiendo lo que sus deseos desordenados les inspiraban, hasta llegar a ser esclavos del mal.

¿ Deseos desordenados ?    Sí, desordenados porque no iban de acuerdo al orden establecido por Dios, de seguir sus leyes y mandatos.

¡ No creo que las consecuencias negativas vengan por esa causa !

Puedes creer lo que quieras, pero el que ignora la historia de la humanidad, tiende a repetir los mismos errores y fracasos.

Aquí se abren dos caminos : Tener Fe en Dios, o no tener Fe; hacer crecer la Fe que se nos ha dado, o no hacerla crecer hasta que muera.  ¡ Por sus frutos los conocerás !

¿ Como caminarás ?  ¿ Con FE o sin FE ?

Translate »