EL VERDADERO PODER

Tenía el poder de volar, de ver en la oscuridad, de viajar a través de portales en el tiempo, podía levantar cosas muy pesadas, que los humanos normales no lo hacían, se comunicaba por telepatía y muchas cosas más, que la tecnología avanzada le permitía realizar  

 ¿ Para qué ?   Para alcanzar sus objetivos y 

 ¿ Cuáles eran sus objetivos  ?

 Tener poder, sobresalir, romper récords nunca antes logrados, gozar de la vida sin límites y

¿ Todos esos objetivos para que los quería alcanzar ?    ¡¡ Para ser Feliz !!  y   ¿ Lo lograba ?

No, solo tenía alegrías pasajeras pero su corazón se había tornado egoísta, soberbio, vanidoso, altanero, engreído y hasta mentiroso e hipócrita, era infiel a sus promesas, solo se buscaba así mismo y su corazón entraba a un abismo de soledad, de desprecio de los demás, su corazón estaba oscurecido y ciego, ciego al verdadero camino de la felicidad.

Un día se sentó en un asteroide, fuera de todo el mundo y comenzó a llorar de desesperación, porque su egoísmo no tenía límites y para alcanzar esos límites se sentía impotente, pues el egoísmo es un barril sin fondo.

Una voz dulce llegó a su corazón que le preguntaba  ¿ Porqué lloras ?  Y se veía a si mismo como poca cosa, pues ni él mismo valoraba en su interior su esencia por la que fue creado.

¡ Pero si he desarrollado todos los poderes que los hombres me han dado a través de la  tecnología !

Si esos poderes no te hacen verdaderamente feliz y no te dan la paz entonces

¿Dónde radica el verdadero poder?

Abrió  un portal y llegó al planeta tierra, estaba parado en una roca y comenzó a observar a unos niños que reían y jugaban muy felices, aventando piedras en el río.

En ese momento envidió esa felicidad que veía en los niños y que él no tenía en ese momento a pesar de todos sus poderes.

No era algo material que pudiera robar y tenerlo, así se veía de nuevo limitado, luego inesperadamente venía hacia él la persona a la que le había robado su brazalete de teletransportación para realizar su trabajo y temeroso se puso en actitud de defensa ante su supuesto agresor, pero esta persona en vez  de agredirlo, le tendió la mano en signo de perdón, de amistad y de paz.

Él se asombro de tal actitud y en ese momento no supo que hacer, el otro, no bajaba la mano insistiendo en la invitación  a la amistad, a la paz.

Después de unos minutos accedió a tender la mano y en ese saludo, una luz divina toco su corazón, sintió lo que rara vez había sentido, una muestra de amor, el otro, después del saludo siguió su camino y él se quedo parado y desubicado con ese nuevo sentimiento que había tocado su corazón.

Esto le ayudo a reflexionar sobre su vida y su destino.

Al platicarle esta experiencia a un conocido suyo, el cuál le hizo ver que el verdadero poder no radica en el hacer o en el tener, sino que el verdadero poder radica en el amor; porque dando amor es como se recibe, y el que mucho siembra amor, mucho amor recibe y el que da poco amor, poco amor recibe.

Y, entonces ¿ Porqué vi tan felices a los niños?

Porque apenas despiertan a la vida, fueron hechos por amor, han recibido mucho amor de papá y mamá y eso es lo que comparten con espontaneidad, pues es lo que tienen guardo en su corazón, entonces, este humanoide quiso hace suyo ese amor que lo llevaría a encontrar lo que desde un principio andaba buscando ¡ la verdadera felicidad !

¿Dónde encontraría ese amor para hacerlo suyo ?

Los humanos son imperfectos y a veces hasta muy malos ¿ Dónde encontraré la fuente del amor ? ¿ En los niños ? No, ellos son solo receptores y transmisores de amor, pero

 ¿ dónde radica esa fuente ?    Y la misma voz dulce que le había hablado en el asteroide, oyó que le dijo : conoce a Dios y a su enviado predilecto ¡Escúchalo! Y él te ayudará…

Translate »