MIS BURROS

Luchaba en mi mente, un juego de pensamientos, que atropellaban mi armonía.
Eran muchos pensamientos y yo no quería que pasaran por mi mente, pero no podía evitar que
me llegaran, solo era luchar contra ellos, cuando se presentaban.
Yo parecía un loco turbado, como cuando al ir manejando un vehículo, con prudencia, atropellé a
un perrito que se atravesó de improvisto, al machucarlo, provoqué en él, llanto y dolor.
Los pensamientos comenzaron a atacarme :
¡ Tú lo machucaste, le causaste llanto y dolor !
¡ Pudiste evitarlo ! ¡ Mira lo que haz hecho ! ¡ Que crueldad ! ¡ No quieres a los animales !
Mientras, otros pensamientos iban en sentido opuesto :
¡ El se me atravesó ! ¡ Yo no quise hacerlo ! ¡ No pude evitarlo ! ¡ No fue mi intención hacerlo !..
Y continuaban los pensamientos en mi contra :
¡Pero lo hiciste ! ¿ Que no eres consciente que debes estar preparado para cualquier emergencia ?
¡ No sabes manejar !
Sí, si se manejar y la culpa no es mía, ni del perrito, sino de su dueño que no lo cuidó.
Cuando me sentía fuerte, mis pensamientos basados en la verdad, no me quitaban la seguridad y
la paz, pero cuando me sentía débil, los pensamientos en mi contra, sentía que me ahogaban,
provocando en mi, sentimientos de culpa, que me deprimían.
Una vez que estaba deprimido y al analizarme, veía que yo estaba en lo correcto de mi actuar y
pensar, pero el sentimiento de depresión, insistía en habitar en mí, cuando ya no había razón de
estar ahí.
Fue cuando me di cuenta que tenía que dar una decisión : o hacerle caso al sentimiento, o hacerle
caso a la razón, a pesar del sentimiento.
Esa situación era como darle poder a la izquierda o a la derecha.
Como dos burros amarrados al cuello con la misma cuerda, uno jalaba para un lado y el otro en
sentido contrario, para alcanzar el alimento que estaba frente a cada uno de los burros, o se
alimentaba uno, o se alimentaba el otro.
Una comida les daba fortaleza y vida, y el otro alimento les haría daño, así que tenía que ayudar a
uno de los dos, no podía quedarme indiferente, pues eran mis burros.
Sentimiento y razón ¿ Como armonizarlos ? Si son mis burros ¿ Porqué uno contra el otro ?
¿ De que depende la armonía entre ambos ? A veces se cambian los roles, cuando al mismo
tiempo, ambos quieren comer la comida del otro, o sea, que los dos burros están expuestos a

equivocarse en comer la comida que hace daño y no puedo evitar quitar la mala comida, pues el
camino en el valle, está lleno de ambas comidas.
Una vez me puse a pensar : ¿ Que haré para dar solución a este problema ?
¿ Cual será la solución ?
¡ HAAA, ya sé ! ¡ Tal vez ofreciéndoles una tercera comida más rica y nutritiva !
Pero no puedo llenar el valle de esa comida: ya sé, la comida se la daré a probar a cada uno y les
gustará y después haré que los dos volteen al mismo lado y les presentaré la comida y al tratar de
ir hacia ella, caminarán en el mismo sentido.
Así lo hice, pero les daba muy poco, como una promesa de lo que comerían al llegar al establo y
ahí comerían a quedar satisfechos y podrán descansar.
El establo estaba lejos, lucharon los burros por alcanzar esa comida colgada frente a ellos.
Sin escatimar esfuerzos por alcanzarla, caminaron mucho tiempo entre piedras, lodo, tierra y
hasta espinos.
Así lo hice porque amo a mis burros, y yo sabía que era lo mejor para ellos, se hicieron fuetes con
su esfuerzo y se armonizaron entre ellos, al ir por la misma comida, luego me pregunté :
¿ Seré yo otro burro que busco la comida que me atrae ?
¿ Me hará bien o me hará mal esa comida que busco ?
¿ Quién me dará la comida que me hará bien para nutrirme en mi vida espiritual ?
¿ Quien me guiará a la comida mas rica y nutritiva espiritualmente ?
Ya he probado varias comidas, pero la única y nutritiva solo hay una, de esa comida he probado
algunas migajas, pero fueron suficientes para enamorarme de ella, pues los resultados que vi en
mi y en otros, han sido de armonía , de paz, fortaleza y alegría.
Esa comida solo la puede dar el que me ama, porque quiere mi bien
¿ Dónde lo encuentro para que me dé, de su comida ?

Translate »