Select Page

ESPERANZA Y FORTALEZA

Image

El remolino de viento creció tanto, que oscureció con el polvo todo aquel pueblo y todos sus habitantes.

En esa impetuosa tragedia, se dolían de lo que perdieron.

Cuando la calma del viento llegó, se oía sollozar con gran sentimiento, a un pobre anciano.

Sentado en una piedra, contemplaba su pasado:

No tuvo esposa, como lo había deseado, tal vez por su cara deforme, no hubo quien lo aceptara así, además no tuvo dinero, ya que se lo gastó en enfermedades, ni siquiera era famoso en el pueblo.

Hoy su suerte la llora amargamente, pero con una esperanza, a pesar de sueños frustrados, trabajos infructuosos y otras penas.

Había una luz que lo sostenía:   “Había una esperanza”.

¿ Esperanza a su edad, casi en frontera con la muerte ?

¿ Acaso todos sus años pasados, no fueron suficientes para vencerlo ?

“Estaba caído, pero no vencido”, entonces   ¿ qué buscaba ?   

¿ qué podía lograr, en tan poco tiempo que le quedaba de vida ?

Los que pasaban y lo veían, sólo contemplaban una cara deforme y un montón de huesos encorvados por los años, forrados por la piel arrugada, en manos temblorosas.

Su esperanza no era mundana.

Los mundanos consideran una locura su esperanza.

En las penas y el dolor, se descubren los pensamientos de todo corazón y aquí el barro de la muerte, lo alcanzó con un paro en el corazón, dejando brillar en él, la vida terrenal.

Sin duda, fué arquitecto de su propio destino   ¿ qué buscaba ?

“El reino de los cielos, que no es de este mundo”.

Desde joven fincó en su espíritu, las bases para ganarse la misericordia de Dios, eternamente.

Por eso hoy vive feliz su espíritu, en su destino eterno, invisible a los hombres, pero AGRADABLE A DIOS…

..

Translate »