Select Page

EL ESPEJO

Una pequeña ola insignificante, como cualquier otra.

Insignificante por ser común y acostumbrarse a verla, porque miles ya han pasado al frente de esa playa, rompiendo mas o menos igual que otras.

¿ Para quien es valiosa ? ¡ Es igual que todas !

El valor se dió en muchas personas, a través del fotógrafo, en la foto que tomó, la hizo verse bella y atractiva a la vista, de tal manera, que se imprimieron miles de esta imagen para que las personas, a través de ella, transportaran sus pensamientos y sentimientos, mas allá de las paredes que los rodeaban.

En la sala de espera, una madre con su hijo, sentados frente a la imagen de la ola, hizo volar la imaginación del niño.

Soñaba despierto, en deslizarse con su salvavidas, a través de la ola, gozando con sus hermanos y hermanas, al jugar con el agua, después con la arena, formando un castillo, luego la pelota revolcada por la ola y llevada hasta la playa, donde de nuevo la tomaba y la volvía a lanzar mar adentro…

El atardecer le daba un ambiente cálido y relajante, que no deseaba otro momento, quería vivir intensamente, lo que se gravaba en su vida y para siempre.

¡ Que importante es UNA IMAGEN que nos puede transportar a un mundo nterior y de ilusiones !

¿ Que imagen transmitiremos a los demás, que los pueda transportar a su mundo interior y hasta nos puedan tomar de modelo para edificarse, así mismos ?

¿ En verdad queremos que los demás sean como nosotros ?

¡ A que poca cosa invitamos a los demás, si así pensamos !

Sabemos en nuestro interior, que somos ciegos, débiles…

y para contra restar esta verdad, nos podemos cubrir con apariencias de

inteligencia, de poder, de habilidades, etc.

¿ Entonces que imagen verdadera queremos transmitir a los demás ?

Si no nos amamos, daríamos una imagen de degradación, hacia una vida de dejadez, sin sentido, dando frutos malos.

Si nos Amamos, entonces daríamos ¡ una imagen de lo mejor !

¿ y que es lo mejor, si somos Espiritualmente ciegos, débiles y pecadores ?

¡ Ahaaa ! Entonces no tenemos que ponernos como centro atractivo, de modelo para los demás.

Entonces, si siempre proyectamos una imagen hacia los demás,

¿ Que imagen debemos de transmitir, si queremos dar la mejor imagen ?

¡ La mejor imagen es la imagen de Dios !

¡ Pero yo no soy Dios, soy un hombre mortal ! ¡ Me pides algo imposible !

No, no va a ser tu imagen, va a ser la imagen de Dios que brille en ti, como un espejo que refleja la luz.

En la medida que ese espejo lo pulas y lo mantengas limpio, será la medida que con mayor nitidez, se reflejará la luz de Dios.

Lo único que transmitirás a los demás, será un espejo limpio o sucio, de ti depende lo que trabajes para que sea perfecta esa refracción o no y es en la medida que invitarás a los demás a hacer lo mismo.

¡ Pero a Dios no lo vemos y esa luz puede ser interpretada de muchas maneras !

Así es, para eso, Dios invisible, se hizo visible en Jesucristo, de esta manera,en la persona de Jesucristo vemos la IMAGEN de DIOS.

¡ Perfecta es su sabiduría, perfecto es su Amor, perfectas sus obras y perfecta es su Gloria !

¡ Hooo ! ¿Entonces en la medida que seamos espejo limpio, será la medida que los demás puedan conocer a Dios ? ¡ SI, Así es !

Ahora entiendo, la imagen que podamos dar a los demás, es la de servidores de Dios, como un espejo puro.

¿ Y como podemos purificar ese espejo, para que brille la luz de Dios en los demás ?

Por medio de la obediencia a Dios, a través de nuestra Fe, en su hijo Jesucristo y siguiendo el camino que EL nos ha enseñado…

..

Translate »