Select Page

LA BELLA NOVIA

Image

En el campo, el camino con flores y en armonía con el atardecer, llenaban de colores y matices el cielo.

Brillaba LA PAZ en el rostro de esa mujer bella, hija de una noble familia, la cual la había formado en los valores trascendentales, que comenzaban a dar fruto en su corazón, con deseos de un futuro de AMOR VERDADERO.

Su deseo era DARLE GLORIA A DIOS CON SU VIDA, una vida ordenada.

El cuerpo y sus pasiones al servicio del espíritu y el espíritu al servicio de DIOS, por medio de la oración, las virtudes y cualidades.

SU VIRGINIDAD, sería el regalo precioso de bodas, exclusivo e íntimo de AMOR, para su futuro esposo.

Entre muchos candidatos, fueron pocos los elegidos y de éstos, solo uno el escogido.

Únicamente él, se hizo digno de su confianza, su fidelidad, respeto y merecedor de su Amor.

Amor Verdadero que compartiría con el, para toda su vida, no solo para un rato.

Después de dos años de conocerlo, el garantizaba, LO MISMO QUE ELLA ESTABA OFRECIENDO.

Esta dignidad de amor, muchos no la comprendieron como debía de ser, otros no pudieron pagar el precio de la virtud y otros, aunque dignos para este amor, no fueron destinados para ella.

Lo misterioso, se desarrollo en una mezcla entre destino y respuesta, entre un llamados a ser y un pagar el precio para ser llamados, el uno para el otro.

Con su belleza, corría para abrazar a su novio, el cual también venía corriendo a su encuentro, en medio de ese atardecer, llenos de ilusiones y felicidad.

Había mucha comunicación entre los dos y meditaban y preparaban su destino porque mañana sería la boda.

La ilusión de unirse, sería sellada por Dios, con su bendición sacramental y así con toda confianza en EL, salir victoriosos de cualquier problema.

Esta boda era el resultado de un conocimiento profundo, sabían que siempre hay un riesgo en toda relación humana, riesgo que podía debilitar su amor por falta de comunicación, riesgo de caer en rutina, cansancio y diferencias de pensar y de sentir, pero contaban con bases sólidas, humanas y espirituales que les ayudaban a disipar sus temores.

¡¡ SE REALIZÓ LA BODA !!

Desde entonces cuidan los tres pilares que sostienen su matrimonio:

EL AMOR, LA ORACIÓN y LA COMUNICACIÓN, por eso su felicidad no se vió menguada, a pesar de los problemas, porque todo se lo ofrecían a DIOS y El los ayudaba. 

EL los cuidaba, los fortalecía y FUERON MUUUY FELICES…

..

Translate »