DE LO HUMANO A LO DIVINO

Darío subía la montaña de nieve, con sus compañeros.

veía un paisaje impresionante, pero todavía no era la cumbre, faltaba lo más difícil.

Clavaba una estaca y otra ,ayudado de cuerdas, escalaba enormes rocas, de pronto, un compañero cae y se queda colgado ante el precipicio, la cuerda lo detenía, dependiendo su vida de ésta, pudo recuperar su camino y continuaron subiendo.

Cavaron un hueco en la nieve para protegerse de los vientos helados y descansar en la noche.

Temprano se levantaron y continuaron, la subida se hacía mas pesada, caminando contra los vientos helados, el oxígeno era mas escaso a esa altura y el cansancio se hacía más intenso.

Ahora un paso daba mas trabajo que cien al principio, la situación había cambiado para todos.

Habían tenido suerte que no los cubriera alguna avalancha de nieve.

Su objetivo era llegar a la cumbre, por eso se habían preparado, escalando montañas menos elevadas, unos contaban con más experiencia que otros.

En expediciones anteriores, habían vivido la desgracia de perder amigos en esas aventuras.

Hoy es un nuevo objetivo, su tesoro personal está en la cumbre, ahí está su corazón latiendo para alcanzarlo.

Darío en un pequeño descanso comentaba a su compañero Carlos: Me he demostrado a mi mismo que “ puedo hacerlo “ y esta vez no será la excepción, pero me pregunto

¿ No estaré loco siguiendo una pasión que me obsesiona, cada vez mas, a la cual le he dedicado mucho tiempo para llegar a un pico cada vez mas alto ?

¿ A quien beneficia esto ?

(CARLOS) ¿Qué tiene de malo ?

(DARÍO) Eso me pregunto, cada quien tendrá sus razones para hacerlo.

(CARLOS) Sí, cada quien justifica su conducta y después ve los frutos que ha dado.

(DARÍO)  Cuando alguien muere en el camino, las familias y amigos del difunto

¿ Justificarán su muerte por ir a pisar un pico alto ?

¿ Valdrá la pena arriesgar la vida, una y otra vez, por este objetivo ?

(CARLOS) Ya veo que te comienza a dar miedo seguir subiendo y te comienzas a plantear esas preguntas.

(DARÍO) Esto ya me lo había preguntado varias veces en otras escaladas, pero la pasión me gana, sin dar respuesta a esas preguntas.

(CARLOS) ¿ Sabes que somos el ícono de inspiración, que representa la vida humana y espiritual de muchas personas, para alcanzar sus objetivos en la vida, arriesgando sus vidas, una y otra vez ?

(DARÍO) No lo había pensado de esa manera.

(CARLOS) ¿Este nuevo pensar te llenaría ?     ¿ o piensas que es mas importante satisfacer tu pasión ?

Darío se quedó sin saber que responder, ante esta nueva alternativa que se le presentaba:

Luchar para satisfacerse a sí mismo, o luchar para servir a los demás.

¿ Cuales serían los frutos de cada posición ?

Al tratar de satisfacer su pasión, ésta quedaría truncada en un futuro, por la edad o alguna enfermedad y solo quedaría el agradable recuerdo,  de haberse vencido a sí mismo ante las adversidades.

Si lo hiciera por los demás   ¿ Quién se lo agradecería ?   Tal vez nadie o tal vez la misma vida, que siembra la oportunidad en cada uno, como las semillas sembradas en el campo, unas crecen y otras mueren.

Al morir por uno mismo. La vida o la muerte, se queda en uno mismo, pero cuando la vida se da por los demás, la distancia puede ser tan grande, que al cruzar el desierto, muchas veces no se alcanzan a ver los frutos, pero la conciencia nos aplaude porque hemos trascendido…

Al vivir para uno mismo, el agua de la vida se estanca, pero al vivir para los demás, el agua fluye y se purifica.

(DARÍO)  ¿ Pero porqué voy a dar la vida por alguien que considero igual o inferior a mi ?

¡ Que él haga su propio esfuerzo !

(CARLOS) Es que no vas a suplirlo, solo le vas a ayudar a crecer.

(DARÍO) ¿ Crecer para que sea igual que yo ?

(CARLOS) ¡ NO !   Tienes que ver de nuevo, más allá que pisar un pico alto de la montaña.

(DARÍO) ¿ Pisar las nubes ?

(CARLOS) Algo así, tu eres porque un ser superior te hizo, te formó en el seno de tu Mamá y te puso en un ambiente para desarrollarte.

¿ Quién es más importante que tú ?

Contigo o sin ti, el mundo sigue existiendo y sigue su curso.

Mira las estrellas, hay alguien muy poderoso que te hizo a ti, a mi y todo el universo.

¿ No será un objetivo muy noble, ayudar a los demás para que lo conozcan y lo amen como el nos Ama ?  Se llama DIOS.

¿ No será un objetivo muy noble dar la vida en Dios para crecer como las semillas en el campo y dar vida divina a los demás y no únicamente humana ?

Porque cuando lo humano se desprende de lo divino, comienza a dejar de ser humano, es como el agua estancada que comienza a pudrirse.

Al caminar hacia Dios infinito, es subir la verdadera MONTAÑA ESPIRITUAL, que nos permitirá ser íconos del reflejo de su Amor y de su gracia que dio la vida por nosotros para llevarnos al cielo y nos hace vivir la verdadera autorrealización…

..

Translate »