Inicio arrow VUELO DE ÁGUILA
martes, 25 abril 2017
Menú Principal
Inicio
Contactanos
Principal
Indice
EL ESTUDIANTE
VERDAD Y CERTEZA
IMAGEN
SELLO VIVENCIAL
GUERRERO
LOCALIZACI?N
REGALOS
ENERGÍA Y PAZ
REGALO DEL CIELO
LLAMADO A SER
SABIA NATURALEZA
NIVELES DE VIDA INTERIOR
CRITERIOS
EL VALOR QUE DIOS LE DA
VIVIR CON SABIDURÍA
PAZ EN EL ALMA
VERDAD Y LIBERTAD
VIVIR Y MEDITAR
EL VALOR DE UNA SONRISA
SENDERO DE FELICIDAD
TESTIMONIO
MI APRECIABLE VIEJO
MISTERIO
ORIGINALIDAD
¿DESTINO O CONVERSI?N?
EL VERDADERO TESORO
SER LIBRES
RAYO TRASCENDENTAL
FLORECIMIENTO DE LA NAVIDAD
ARMONÍA
PREDISPOSICI?N
ACEPTARSE A SI MISMO
DIGNA LIBERTAD
DESTINO DEL HOMBRE
AMAR A BLANCO Y NEGRO
MIRANDO HACIA LA ETERNIDAD
VALORES
B?SQUEDA
MADUREZ
CAMINO DE SALVACI?N
CONFLICTO Y ENCUENTRO
LUCHA INTERNA
FORMACI?N ESPIRITUAL
EUTANASIA
COMPROMISO INTERIOR
ENIGMA
BELLA
COMO UNA FLOR
ILUSIONES DE UNA NOVIA
LA BELLA NOVIA
¿FANTASÍA O COMPROMISO?
EL VALOR DE UNA FLOR
UNA VIDA SENCILLA
ALGO SUBLIME
AMOR CONYUGAL
IDENTIFICACI?N
MATRIMONIO DE TRES
CARTA DE AMOR
ESPÍRITU DE NI?O
RECUERDOS
CONFIANZA
AMOR MATERNAL
LA GRAN FAMILIA
SENTIMIENTOS OSCUROS
PADRE E HIJO
SER PADRE
SUPERACI?N
SIN SALIDA
MÁS VALIOSO QUE EL ORO, ES EL TIEMPO
SENTIDO DEL DOLOR
ESPERANZA Y FORTALEZA
MERCADO IDEOL?GICO
FE Y DESTINO
FE Y AUTORREALIZACI?N
VERDADERA FELICIDAD
SOLDADO? ¿DE QUI?N?
MOVIDO POR DIOS
UN NUEVO DÍA
¿QUI?N SOY YO?
SER HOMBRE
ENCUENTRO
VUELO DE ÁGUILA
APERTURA
CONVERSI?N
HOMBRE NUEVO
ROMPIENDO LA INERCIA
COHERENCIA CON LA VERDAD
ARRIESGARSE PARA VIVIR
EL PEQUE?O PRÍNCIPE
VOCACI?N
DESCUBRIENDO LA VOCACI?N
MAR DE VIDA
CREADOR DE TODO LO QUE EXISTE
PLENITUD
DISCERNIMIENTO
LA SE?AL
ENCUENTRO Y DESTINO
IR AL CIELO
VIVENCIA
¿QUI?N ES DIOS PARA ENAMORARME DE EL?
COMUNI?N Y COMPROMISO
MORIR Y VIVIR
DEJARSE HACER POR DIOS
SEGURIDAD ESPIRITUAL
INTIMIDAD ESPIRITUAL
DIGNIDAD
EL ENVIADO
EL VERDADERO PASTOR
LA PALOMA MENSAJERA
SINFONÍA ARM?NICA
LA LUZ FINAL
VUELO DE ÁGUILA PDF Imprimir Correo electrónico

Image

VUELO DE ÁGUILA

Adentro de la cueva, descansaba, con su vista hacia fuera, observaba pasar el río ancho, bajo la lluvia, a través de la maleza.

Ese momento de tranquilidad, lo invitaba a relajarse, después de una mañana de actividad.

Sin darse cuenta, lo rodeaban muchos peligros, los cocodrilos en el río, las serpientes en la selva, las tarántulas dentro de la cueva, animales salvajes, etc.

Se había quemado un motor del avión y tuvo que saltar en paracaídas,

antes que el avión se estrellara.

Por eso se encontraba en esa región, sin saber dónde había caído su otro compañero.

Pensaba:

La vida me cambió, de un momento a otro.

¿Seré capaz de sobrevivir en este medio, o salir de esta selva?

¡Tan seguro y despreocupado que me sentía en casa!

Ahora nadie ve por mí    ¡Tendré que valerme por mí mismo!

Aquí no soy más, que un bocadillo para las fieras o para otros animales.

¿Por qué Dios permitió esto?

El mecánico del taller, no revisó bien los motores y no les diò mantenimiento y ahora estoy aquí.

¿Por qué permite Dios que el hombre se equivoque y cargue con las consecuencias?

Si Dios me ama, ¿Por qué permite que me pase esto y tal vez hasta ser devorado por las fieras?

¿En verdad creo que Dios me ama, después de todo lo que me ha pasado?

Tarde o temprano, todos tenemos que morir algún día, nuestra vida es como un instante que ya pasó, comparado con la eternidad que vivirá nuestro espíritu.

Oí decir, que la muerte es, como cuando un pichón de águila, rompe el cascarón de la muerte, para después, vivir volando en las alturas espirituales eternamente.

Si este pichón, no se formó correctamente ahí adentro, no podrá volar bien, pero si su formación fue perfecta, su vuelo será perfecto.

¿Qué es formarse en el espíritu?

Sin duda, debe ser a imagen y semejanza de Dios.

¿Cómo podré ver ese modelo de Dios, para asemejarme a El?

¿Cómo podré ver a un Dios invisible?   

¿Cómo se dejará ver?

Pensando estas cosas llegò la noche.

En ese momento cayó un rayo, que iluminó todo el paisaje y la cueva,

la tormenta llegó con más fuerza, después del rayo, continuaba oyendo, la lluvia caer.

En un instante RECORD? al HIJO ?NICO DE DIOS, HECHO HOMBRE.

Se llenò de alegría, encontró el eslabón entre lo visible y lo invisible, entre lo terreno y lo eterno, entre los errores del hombre y la perfección de Dios, entre la muerte y la vida.

Encontró la luz eterna, desde la oscuridad de esa cueva, encontró el camino de trascendencia de su ser.

Pero también recordó, que el hombre mismo lo mató y luego resucitó.

¿Por qué permitió que lo mataran?   ¿Acaso no se amaba a sì mismo?

Si Dios es Amor,    ¿Cómo no se va a amar a sí mismo?

¡Ah, ya recuerdo!   Fue por respetar nuestra libertad.

Si respeta nuestra libertad, ahora comprendo, porqué permitió que yo cayera en esta selva, y que tal vez sea devorado por alguna bestia.

Pero si me ama    ¿Acaso no me podrá librar de esto, si yo se lo pido?

¡Pero Dios permitió, que a su propio hijo lo mataran!

¿Por qué a EL no lo libró de la muerte y a mi si me libraría?

¡Yo no soy, más que su propio hijo!

¡Ahora comprendo! Si no se rompe el cascarón, no podrá volar el pichón, como una verdadera águila.

Así como EL resucitó, nos resucitará para la vida eterna.

¿Pero cómo va a forzar a ser suyo, lo que no quiere ser de EL?

Para que el ME FORME, dentro de este cascaron de vida terrenal, necesito querer ser ayudado y formado por EL, ya que EL todo lo sabe y lo puede,

es decir, necesito poner MI FE en EL, si no, mi formación será defectuosa y no podré volar eternamente, con un vuelo perfecto.

¿Por qué será defectuoso mi vuelo, si no lo sigo a EL?

Porque Dios es perfecto y su hijo es imagen visible y perfecta de Dios y fuera de EL, no puede haber perfección espiritual.

Entonces,

                                      ¿CREO, O NO CREO EN EL?

Mis padres me bautizaron en esta Fe, hice las cosas por tradición, pero hoy que estoy solo y perdido, me pregunto a mí mismo

¿CREO, O NO CREO, EN EL HIJO ?NICO DE DIOS, LLAMADO JES?S?

¡Estoy convencido por lo que he conocido, vivido y reflexionado, que no hay un mejor camino, que servirlo a EL!

Al amanecer, salió de la cueva, comenzaban a irse las nubes, un rayo de sol lo iluminó y con los brazos extendidos, mirando al cielo, exclamó:

¡ CREO EN TI !

Y concientemente, aquí en mi soledad, te digo:

¡QUIERO SEGUIRTE! ¡TE AMO!

Eres mi luz, mi salvación, el camino a seguir, eres mi eterna felicidad, mi Dios, mi Paz, mi completa autorrealización.

Perdón por todo el tiempo desperdiciado.

Después de alabar a Dios, su temor latente se hizo realidad, una pantera lo mató, pero esa fiera fue el medio, para romper el cascarón y que el espíritu volara,

con un vuelo perfecto eternamente, como una VERDADERA ÁGUILA?

Dios por su misericordia, derramó su amor en él, por haber puesto SU FE en JES?S?