Inicio arrow MOVIDO POR DIOS
martes, 25 abril 2017
Menú Principal
Inicio
Contactanos
Principal
Indice
EL ESTUDIANTE
VERDAD Y CERTEZA
IMAGEN
SELLO VIVENCIAL
GUERRERO
LOCALIZACI?N
REGALOS
ENERGÍA Y PAZ
REGALO DEL CIELO
LLAMADO A SER
SABIA NATURALEZA
NIVELES DE VIDA INTERIOR
CRITERIOS
EL VALOR QUE DIOS LE DA
VIVIR CON SABIDURÍA
PAZ EN EL ALMA
VERDAD Y LIBERTAD
VIVIR Y MEDITAR
EL VALOR DE UNA SONRISA
SENDERO DE FELICIDAD
TESTIMONIO
MI APRECIABLE VIEJO
MISTERIO
ORIGINALIDAD
¿DESTINO O CONVERSI?N?
EL VERDADERO TESORO
SER LIBRES
RAYO TRASCENDENTAL
FLORECIMIENTO DE LA NAVIDAD
ARMONÍA
PREDISPOSICI?N
ACEPTARSE A SI MISMO
DIGNA LIBERTAD
DESTINO DEL HOMBRE
AMAR A BLANCO Y NEGRO
MIRANDO HACIA LA ETERNIDAD
VALORES
B?SQUEDA
MADUREZ
CAMINO DE SALVACI?N
CONFLICTO Y ENCUENTRO
LUCHA INTERNA
FORMACI?N ESPIRITUAL
EUTANASIA
COMPROMISO INTERIOR
ENIGMA
BELLA
COMO UNA FLOR
ILUSIONES DE UNA NOVIA
LA BELLA NOVIA
¿FANTASÍA O COMPROMISO?
EL VALOR DE UNA FLOR
UNA VIDA SENCILLA
ALGO SUBLIME
AMOR CONYUGAL
IDENTIFICACI?N
MATRIMONIO DE TRES
CARTA DE AMOR
ESPÍRITU DE NI?O
RECUERDOS
CONFIANZA
AMOR MATERNAL
LA GRAN FAMILIA
SENTIMIENTOS OSCUROS
PADRE E HIJO
SER PADRE
SUPERACI?N
SIN SALIDA
MÁS VALIOSO QUE EL ORO, ES EL TIEMPO
SENTIDO DEL DOLOR
ESPERANZA Y FORTALEZA
MERCADO IDEOL?GICO
FE Y DESTINO
FE Y AUTORREALIZACI?N
VERDADERA FELICIDAD
SOLDADO? ¿DE QUI?N?
MOVIDO POR DIOS
UN NUEVO DÍA
¿QUI?N SOY YO?
SER HOMBRE
ENCUENTRO
VUELO DE ÁGUILA
APERTURA
CONVERSI?N
HOMBRE NUEVO
ROMPIENDO LA INERCIA
COHERENCIA CON LA VERDAD
ARRIESGARSE PARA VIVIR
EL PEQUE?O PRÍNCIPE
VOCACI?N
DESCUBRIENDO LA VOCACI?N
MAR DE VIDA
CREADOR DE TODO LO QUE EXISTE
PLENITUD
DISCERNIMIENTO
LA SE?AL
ENCUENTRO Y DESTINO
IR AL CIELO
VIVENCIA
¿QUI?N ES DIOS PARA ENAMORARME DE EL?
COMUNI?N Y COMPROMISO
MORIR Y VIVIR
DEJARSE HACER POR DIOS
SEGURIDAD ESPIRITUAL
INTIMIDAD ESPIRITUAL
DIGNIDAD
EL ENVIADO
EL VERDADERO PASTOR
LA PALOMA MENSAJERA
SINFONÍA ARM?NICA
LA LUZ FINAL
MOVIDO POR DIOS PDF Imprimir Correo electrónico

Image

MOVIDO POR DIOS

Tomó en sus manos una hormiga, observaba su estructura física y cómo se movía por instinto, para cumplir una misión programada por la naturaleza,

se maravillaba que sin intervención del hombre, hubiera tanta perfección en un ser tan diminuto.

Nacer, crecer, cumplir con una tarea diaria de actividades, reproducirse y morir, esto no sólo una vez, sino en miles de años de sucesión y evolución.

¡Qué maravilla!   La forma de hacer comunidad y de hacerse un modo de vivir.

En seguida volteó y vio especies tan diferentes entre sí, gaviotas, tortugas, peces y maravillado contemplaba a los delfines saltar en el agua,

¡Oh, que increíble!

¡QUE CREATIVO ES DIOS!

En su puño con arena, guardaba conchas y caracoles diminutos, diferentes entre sí, en su textura, formas y colores.

Miró hacia las rocas y descubriendo plantas y flores exóticas, exclamó:

¡Todo esto sin intervención de hombre alguno! Al anochecer, pudo ver las estrellas y se admiró aún más de la CREATIVIDAD DE DIOS

¡Cuantos planetas, estrellas, cometas y galaxias que no conocemos, tan diferentes unos de otros en su tamaño y elementos que los componen!

¿Para qué puso Dios al hombre, para que dominara el universo?

¡Yo se que Dios no se equivoca!   Pero oigo en las noticias, como el hombre devasta bosques, contamina los ríos, los lagos, el mar y el aire, como descompone ecosistemas, etc.

¿Acaso Dios nos puso como medio destructivo para acabar con lo que EL hizo?   ¡No lo creo!   ¡Seríamos como un agujero negro para los seres vivos!

El mal y el bien, así como existe dentro de mí, existe en todo el género humano. ¡QUE SABIO HA DE SER DIOS PARA HACER SUS PLANES, A PESAR DE QUE EL HOMBRE, CON LA LIBERTAD QUE EL LE HA DADO,

SE DECIDA POR EL BIEN O POR EL MAL!

Hay generaciones buenas y malas, a veces dominan unas y a veces otras,

y yo mismo, a veces soy bueno y a veces malo.

Lo que más me impresiona, es su visión tan grande, para encargarle al hombre, a través de todos los siglos, DOMINAR EL UNIVERSO.

¿Será que llegará algún día, que el hombre se de cuenta, que sus malas acciones recaen sobre sí mismo y ya no haga lo malo?

Para entonces ¿Cuántos millones, de millones de seres humanos existirán?

¡Lo que sí creo, es que DIOS NO SE EQUIVOCA!   Y si Dios los creó y puso tanto poder en manos del hombre,   ¡El mismo les ayudará a cumplir la misión!

Pero si el hombre no lo conoce   ¿Cómo se va a dejar ayudar por EL?

Suponiendo que Dios se manifestara al hombre y le dijera

                       

                             ??AQUÍ ESTOY PARA AYUDARTE?

¿Qué haría el hombre, si dentro de sí, existe el bien y el mal?

Si una persona desconocida, pero madura, viniera y me dijera: permíteme darte un consejo y a la vez, un amigo me diera un consejo, contrario al de esa persona ¿A quién le haría más caso?

¿A un desconocido o a mi amigo, aunque la persona madura tuviera la razón?

Pienso que, para que a Dios se le haga caso ¡Tiene que hacerse amigo de su pueblo!

¿Por qué no lo hace?

¿Por qué permanece por encima de las estrellas, dejándonos al azar de lo bueno y lo malo y lo que decidamos, a expensas de nuestros caprichos?

¿Si es tan poderoso, por qué no se hace tan pequeño como nosotros y tan humano, que hablara nuestro idioma para entenderle y se hiciera tan amigo, que lo lleváramos a cada instante en nuestro corazón?

Se comenzaba a inquietar mucho, con todas estas preguntas que se había formulado, comenzaba a dudar de que Dios no se equivoca y crecía en él un sentimiento de injusticia y desesperación, por falta de un guía supremo, el cual puso tanta responsabilidad en manos de la humanidad y en él mismo, como parte de ella.

Se quedó en silencio viendo al mar, decepcionado

¿Dónde está Dios amigo del hombre?

¡Necesito que Dios sea mi amigo, para hacer las obras encomendadas por ?L!

¡Necesito que me aconseje, me hable, me haga ver mis errores, me motive cuando me sienta solo, cansado y hasta rechazado por los demás!

Es más, ¿Cómo voy a oír los consejos de un amigo, si éste no me da testimonio de lo que me dice?   ¡Necesito que me de testimonio con su vida!

Y si ha habido gente que ha muerto por ser buena, ?l que es más bueno,

¡Tendría también que padecer la muerte!

Solo así lo sentiré totalmente cerca de mí y lo llevaré en mi corazón a cada momento, porque pienso que ¡No hay mayor Amor, que el que da la vida por un amigo!

¿Por qué Dios no se hace nuestro amigo?

¿Le tendrá miedo a la muerte y prefiere quedarse sobre las estrellas?

¿Cómo es posible que deje las cosas al azar?

Se levantó y comenzó a caminar desesperado, se fue rumbo a los pantanos, para refugiar su indignación, pensando

¡Dios no me ama, porque no se hace mi amigo!

¡Soy criatura de ?L, pero como quien hace un plato desechable!

Se sintió triste, solo, decepcionado, sin luz a dónde caminar en la vida y comenzaba a nacer en su corazón el egoísmo, de vivir para él mismo y no para Dios.

Lloró y lloró, con ese dolor, como espinas clavadas en su corazón, la penumbra de sus pensamientos, oscilaban entre la desesperación de sus propias necesidades espirituales y entre los sentimientos buenos de esperanza, que algún día guardó en su corazón.

Después de tanto llorar, se acostó en el fango y con el rostro hacia el cielo,

le preguntaba a Dios ¿Por qué no bajas y te haces nuestro amigo?

Por la libertad que nos has dado y por el bien y el mal que existe en cada ser humano, tal vez muchos o pocos no te hagan caso, pero tal vez muchos o pocos SI TE HAGAMOS CASO, porque reconocemos que te necesitamos.

¿Qué esperas para bajar?

Y en aquel silencio, sintió que Dios le contestó, pues le trajo a la memoria lo que una vez oyó:

Que Dios avisó, por medio de sus enviados, que iba a mandar a su hijo único, bajó y lo mataron, pero Dios lo resucitó. Hoy y siempre, ayudarán al que crea

en Dios hecho hombre, porque

DIOS Y SU HIJO, SON UNA SOLA COSA Y AMAN AL HOMBRE.

Entonces su conciencia le habló con fuerza   ¡CON?CELO Y CREE EN EL!

El joven se levantó, al acordarse del hijo único de Dios, llamado JESUS, 

sus malos sentimientos desaparecieron y una gran luz, iluminó su vida, porque entonces sus inquietudes más profundas, quedaron resueltas.

Gritó de alegría ¡GLORIA A DIOS, NUESTRO AMIGO!

¿Por qué no lo reconocí, la primera vez que me hablaron de EL?

Y corriendo salió de los pantanos, corrió por la playa entre gaviotas y tortugas.

Viendo saltar a los delfines, corría en busca de las fuentes, que le ayudarían a conocer más y mejor a DIOS, SU AMIGO Y SALVADOR?