Inicio arrow VERDADERA FELICIDAD
martes, 25 abril 2017
Menú Principal
Inicio
Contactanos
Principal
Indice
EL ESTUDIANTE
VERDAD Y CERTEZA
IMAGEN
SELLO VIVENCIAL
GUERRERO
LOCALIZACI?N
REGALOS
ENERGÍA Y PAZ
REGALO DEL CIELO
LLAMADO A SER
SABIA NATURALEZA
NIVELES DE VIDA INTERIOR
CRITERIOS
EL VALOR QUE DIOS LE DA
VIVIR CON SABIDURÍA
PAZ EN EL ALMA
VERDAD Y LIBERTAD
VIVIR Y MEDITAR
EL VALOR DE UNA SONRISA
SENDERO DE FELICIDAD
TESTIMONIO
MI APRECIABLE VIEJO
MISTERIO
ORIGINALIDAD
¿DESTINO O CONVERSI?N?
EL VERDADERO TESORO
SER LIBRES
RAYO TRASCENDENTAL
FLORECIMIENTO DE LA NAVIDAD
ARMONÍA
PREDISPOSICI?N
ACEPTARSE A SI MISMO
DIGNA LIBERTAD
DESTINO DEL HOMBRE
AMAR A BLANCO Y NEGRO
MIRANDO HACIA LA ETERNIDAD
VALORES
B?SQUEDA
MADUREZ
CAMINO DE SALVACI?N
CONFLICTO Y ENCUENTRO
LUCHA INTERNA
FORMACI?N ESPIRITUAL
EUTANASIA
COMPROMISO INTERIOR
ENIGMA
BELLA
COMO UNA FLOR
ILUSIONES DE UNA NOVIA
LA BELLA NOVIA
¿FANTASÍA O COMPROMISO?
EL VALOR DE UNA FLOR
UNA VIDA SENCILLA
ALGO SUBLIME
AMOR CONYUGAL
IDENTIFICACI?N
MATRIMONIO DE TRES
CARTA DE AMOR
ESPÍRITU DE NI?O
RECUERDOS
CONFIANZA
AMOR MATERNAL
LA GRAN FAMILIA
SENTIMIENTOS OSCUROS
PADRE E HIJO
SER PADRE
SUPERACI?N
SIN SALIDA
MÁS VALIOSO QUE EL ORO, ES EL TIEMPO
SENTIDO DEL DOLOR
ESPERANZA Y FORTALEZA
MERCADO IDEOL?GICO
FE Y DESTINO
FE Y AUTORREALIZACI?N
VERDADERA FELICIDAD
SOLDADO? ¿DE QUI?N?
MOVIDO POR DIOS
UN NUEVO DÍA
¿QUI?N SOY YO?
SER HOMBRE
ENCUENTRO
VUELO DE ÁGUILA
APERTURA
CONVERSI?N
HOMBRE NUEVO
ROMPIENDO LA INERCIA
COHERENCIA CON LA VERDAD
ARRIESGARSE PARA VIVIR
EL PEQUE?O PRÍNCIPE
VOCACI?N
DESCUBRIENDO LA VOCACI?N
MAR DE VIDA
CREADOR DE TODO LO QUE EXISTE
PLENITUD
DISCERNIMIENTO
LA SE?AL
ENCUENTRO Y DESTINO
IR AL CIELO
VIVENCIA
¿QUI?N ES DIOS PARA ENAMORARME DE EL?
COMUNI?N Y COMPROMISO
MORIR Y VIVIR
DEJARSE HACER POR DIOS
SEGURIDAD ESPIRITUAL
INTIMIDAD ESPIRITUAL
DIGNIDAD
EL ENVIADO
EL VERDADERO PASTOR
LA PALOMA MENSAJERA
SINFONÍA ARM?NICA
LA LUZ FINAL
VERDADERA FELICIDAD PDF Imprimir Correo electrónico

Image

VERDADERA FELICIDAD

De la mano como un niño, su imaginación y sus sentimientos, volaban más alto que las nubes, atravesaban la luna e iban más allá de las estrellas, porque lo que pasaba por su mente y su corazón, era revelación que le daba la luz,

con el deseo fuerte de agradar a Dios?

Al mismo tiempo, lo hacía vivir las alegrías y las tristezas, las desilusiones,

el amor y el desprecio que a veces le tenían, pero con una gran fe y esperanza.

Todo esto contribuía para que Dios lo fuera formando?

Sentìa la caricia del viento, sentado en una gran roca, en una parte alta, divisaba el amanecer de un nuevo día, en el campo.

Su alma estaba tranquila y en paz.

El sol hacía poco a poco su aparición, pintando de colores el cielo, reflejando en el pequeño lago sus matices, rodeado de llanos y cerros.

Los lirios flotaban en el agua, mostrando su belleza, todo en armonía, se hacía de un todo, la unidad de un paisaje natural.

Sentado y con una sonrisa, vivía el brillo de su alma.

¡Qué felicidad!   ¿Qué podré hacer para corresponder tan grande regalo?

Abajo, iban pasando a pie, unos excursionistas, al voltear hacia arriba, vieron a esta persona con cara feliz, el cual, sin darse cuenta, ya había impreso alegría en ellos.

Estos, mientras caminaban, dialogaban las supuestas causas de aquella felicidad, pero como no la conocían, la referían a sus propios conceptos de esta.

Si cada uno tiene su propio concepto de felicidad.

¿Cuál será la verdadera felicidad?

¡No confundas alegría con felicidad!

??Pues hay quien llora de felicidad y hay quien ríe con dolor?

Si es así                 ¿Entonces cuál es la verdadera felicidad?

Creí que ese viaje, esa amistad, ese estado de vida, el dinero y la fama,

el lograr los propios objetivos, me iba a hacer feliz, pero me encuentro después de todo, con un hueco, que no se cómo llenar.

                                             ¿Con qué lo llenaré?

Todos mis gustos he tratado de satisfacer, satisfacciones que luego se acaban pierden su importancia para mi mismo y hasta a veces me causan asco.

Parece que el mundo se mueve, queriendo alcanzar una felicidad utópica, que al pensar que ya la han alcanzado, desaparece como el vapor del rocío, de un amanecer, quedando al calor sofocante del día.

¿Dónde está la felicidad?

La busco ahí y me alegro con la ilusión de haberla encontrado, la vivo y se acaba, repito la acción y sucede lo mismo.

Si no la puedo retener y hacerla crecer.

¿Acaso estoy buscando en pozos de agua seca?

¿Acaso fuimos hechos para vivir una utopía?

¿Qué es la felicidad?

¿Dónde la puedo encontrar como la deseo?

Esos excursionistas, seguían caminando por ese valle, sus pensamientos se tornaban oscuros, no hallaban respuesta a sus vidas encerradas en su ??yo? al pensar en ??su felicidad?, ??sus necesidades?, ??sus objetivos?, ??sus decisiones?, ??sus gustos??

Al ir caminando, uno de ellos, sufrió un calambre en una pierna y mientras los demás lo atendían, uno de ellos se quedó de observador y después continuaron el camino.

Esta experiencia, a este observador, sólo le trajo amargura,

¿Por qué tenía que pasar esto?   ??Se está echando a perder el paseo?.

Por andar absorto en sus pensamientos, se quedó atrás y se perdió, se comenzó a angustiar y caminó sin rumbo.

Casualmente, después de mucho caminar, fue a dar a aquel laguito, mirando de nuevo al joven, que había visto sentado en la roca.

Se dirigió a él y comenzaron a dialogar, contándole como se había perdido y éste le mostró el camino de regreso y le preguntó:

¿En qué estabas pensando, cuando te perdiste?

Y después de oír su respuesta, fue la oportunidad para compartirle

EL CAMINO A LA VERDADERA FELICIDAD.

El excursionista abrió su corazón y puso a trabajar su voluntad.

La riqueza espiritual que recibía, era como un vaso de agua en el desierto,

como la salud para el enfermo, o como el amor para la soledad.

Desde aquella experiencia, comenzó a dar un giro a su forma de ser.

En vez de preguntarse:   ¿Qué quiero?   Hacía un esfuerzo por descubrir y vivir

¿Qué quiere Dios de mí?

En vez de decir   ¿Qué necesito?  Decía ¿Qué necesita mi prójimo para servirlo?

En vez de pensar   ¿Qué me gusta?   ¿En qué puedo agradar?

Lo más fuerte, fue cambiar la actitud de decir   ??necesito amor?   a decir

¿Cómo puedo dar amor, conforme a la voluntad de Dios?

El cambiar el curso de sus actitudes, en un giro de 180 grados, fue difícil,

pero con su constancia lo logrò.

Esta nueva forma de vivir, dejó de ser una idea descabellada, pasando a ser una realidad.

Viviò la satisfacción personal, al ir creciendo constantemente,

en los planes de Dios... 

Sintió que fue un gran regalo permanente, que lo llevaba a su verdadero destino?

Sus amigos lo encontraron en la ciudad, después de mucho tiempo y se desconcertaron que hoy se veía feliz, en vez de verse triste como de costumbre.

La diferencia fuè, que antes andaba acompañado pero perdido y hoy andaba solo, pero había encontrado el camino?