Inicio arrow MATRIMONIO DE TRES
lunes, 24 julio 2017
Menú Principal
Inicio
Contactanos
Principal
Indice
EL ESTUDIANTE
VERDAD Y CERTEZA
IMAGEN
SELLO VIVENCIAL
GUERRERO
LOCALIZACI?N
REGALOS
ENERGÍA Y PAZ
REGALO DEL CIELO
LLAMADO A SER
SABIA NATURALEZA
NIVELES DE VIDA INTERIOR
CRITERIOS
EL VALOR QUE DIOS LE DA
VIVIR CON SABIDURÍA
PAZ EN EL ALMA
VERDAD Y LIBERTAD
VIVIR Y MEDITAR
EL VALOR DE UNA SONRISA
SENDERO DE FELICIDAD
TESTIMONIO
MI APRECIABLE VIEJO
MISTERIO
ORIGINALIDAD
¿DESTINO O CONVERSI?N?
EL VERDADERO TESORO
SER LIBRES
RAYO TRASCENDENTAL
FLORECIMIENTO DE LA NAVIDAD
ARMONÍA
PREDISPOSICI?N
ACEPTARSE A SI MISMO
DIGNA LIBERTAD
DESTINO DEL HOMBRE
AMAR A BLANCO Y NEGRO
MIRANDO HACIA LA ETERNIDAD
VALORES
B?SQUEDA
MADUREZ
CAMINO DE SALVACI?N
CONFLICTO Y ENCUENTRO
LUCHA INTERNA
FORMACI?N ESPIRITUAL
EUTANASIA
COMPROMISO INTERIOR
ENIGMA
BELLA
COMO UNA FLOR
ILUSIONES DE UNA NOVIA
LA BELLA NOVIA
¿FANTASÍA O COMPROMISO?
EL VALOR DE UNA FLOR
UNA VIDA SENCILLA
ALGO SUBLIME
AMOR CONYUGAL
IDENTIFICACI?N
MATRIMONIO DE TRES
CARTA DE AMOR
ESPÍRITU DE NI?O
RECUERDOS
CONFIANZA
AMOR MATERNAL
LA GRAN FAMILIA
SENTIMIENTOS OSCUROS
PADRE E HIJO
SER PADRE
SUPERACI?N
SIN SALIDA
MÁS VALIOSO QUE EL ORO, ES EL TIEMPO
SENTIDO DEL DOLOR
ESPERANZA Y FORTALEZA
MERCADO IDEOL?GICO
FE Y DESTINO
FE Y AUTORREALIZACI?N
VERDADERA FELICIDAD
SOLDADO? ¿DE QUI?N?
MOVIDO POR DIOS
UN NUEVO DÍA
¿QUI?N SOY YO?
SER HOMBRE
ENCUENTRO
VUELO DE ÁGUILA
APERTURA
CONVERSI?N
HOMBRE NUEVO
ROMPIENDO LA INERCIA
COHERENCIA CON LA VERDAD
ARRIESGARSE PARA VIVIR
EL PEQUE?O PRÍNCIPE
VOCACI?N
DESCUBRIENDO LA VOCACI?N
MAR DE VIDA
CREADOR DE TODO LO QUE EXISTE
PLENITUD
DISCERNIMIENTO
LA SE?AL
ENCUENTRO Y DESTINO
IR AL CIELO
VIVENCIA
¿QUI?N ES DIOS PARA ENAMORARME DE EL?
COMUNI?N Y COMPROMISO
MORIR Y VIVIR
DEJARSE HACER POR DIOS
SEGURIDAD ESPIRITUAL
INTIMIDAD ESPIRITUAL
DIGNIDAD
EL ENVIADO
EL VERDADERO PASTOR
LA PALOMA MENSAJERA
SINFONÍA ARM?NICA
LA LUZ FINAL
MATRIMONIO DE TRES PDF Imprimir Correo electrónico

Image

MATRIMONIO DE TRES

Se llegaron las vacaciones y fue a las cabañas de un conjunto vacacional,

en donde conoció una mujer, muy atractiva para él.

Casi al final de estas vacaciones, decidieron ser novios.

Llegaron a la ciudad, comenzaron a conocerse más y a sus familias.

Había una gran ilusión que los hacia crecer en el amor, trataban de alcanzar el sueño dorado del amor puro y pleno, para gloria de su Creador.

En ocasiones la ilusión decaía y cada uno era libre, para seguir el camino o desertar.

Al conocerse, comparaban alternativas de amistad, pero el compromiso que querían, era mantenerse uno al otro, y esto afianzaba la perspectiva, para llegar a ser pareja para siempre.

En los primeros momentos de conocerse, todo era bonito y en paz, porque cada uno pensaba del otro, lo que veía en el velo de su ilusión.

Fueron fuertes los encuentros consigo mismo, cuando la realidad difería del color del velo, cuando por la debilidad humana, caía en faltas de atención, impaciencias, incomprensiones o faltas de caridad.

Conocieron sus diferencias en su modo de pensar, de sentir y de ser, era un reto constante y permanente el amarse con más realismo y entrega, para que ésta fuera la base de la ilusión dorada.

El reto era amar la realidad del otro y no el velo de sus ojos.

Eran muy sinceros uno con el otro, eso facilitaba mucho su conocimiento. Viendo sus diferencias, luchaban por aceptarlas y vivir felices a pesar de todo.

Lo importante es, que miraban juntos a la misma dirección.

¿A dónde miraban juntos?

¿De dónde les venía la fuerza, para levantarse cada vez que vivían el desamor?

¿Quién había sembrado en sus espíritus, la fuerza reconciliadora del Amor?

¿Quién los ayudaba a amarse, en base a la verdad?

Sin duda, el que los alimentaba día a día con su amor y su gracia,

para ayudarlos a amarse cada vez más y mejor.

El mismo los había escogido y ellos se encontraron...

Pudieron salir adelante, porque estaban en las manos y en el corazón de Dios, su salvador, abandonados a su divina voluntad.

Los formaba con ternura, porque tenían un corazón de carne y no de piedra.

Se casaron para siempre y fueron muy felices, juntos llegaron hasta la vejez, porque pusieron su Fe y su esperanza en Dios su salvador...