Inicio arrow UNA VIDA SENCILLA
lunes, 24 julio 2017
Menú Principal
Inicio
Contactanos
Principal
Indice
EL ESTUDIANTE
VERDAD Y CERTEZA
IMAGEN
SELLO VIVENCIAL
GUERRERO
LOCALIZACI?N
REGALOS
ENERGÍA Y PAZ
REGALO DEL CIELO
LLAMADO A SER
SABIA NATURALEZA
NIVELES DE VIDA INTERIOR
CRITERIOS
EL VALOR QUE DIOS LE DA
VIVIR CON SABIDURÍA
PAZ EN EL ALMA
VERDAD Y LIBERTAD
VIVIR Y MEDITAR
EL VALOR DE UNA SONRISA
SENDERO DE FELICIDAD
TESTIMONIO
MI APRECIABLE VIEJO
MISTERIO
ORIGINALIDAD
¿DESTINO O CONVERSI?N?
EL VERDADERO TESORO
SER LIBRES
RAYO TRASCENDENTAL
FLORECIMIENTO DE LA NAVIDAD
ARMONÍA
PREDISPOSICI?N
ACEPTARSE A SI MISMO
DIGNA LIBERTAD
DESTINO DEL HOMBRE
AMAR A BLANCO Y NEGRO
MIRANDO HACIA LA ETERNIDAD
VALORES
B?SQUEDA
MADUREZ
CAMINO DE SALVACI?N
CONFLICTO Y ENCUENTRO
LUCHA INTERNA
FORMACI?N ESPIRITUAL
EUTANASIA
COMPROMISO INTERIOR
ENIGMA
BELLA
COMO UNA FLOR
ILUSIONES DE UNA NOVIA
LA BELLA NOVIA
¿FANTASÍA O COMPROMISO?
EL VALOR DE UNA FLOR
UNA VIDA SENCILLA
ALGO SUBLIME
AMOR CONYUGAL
IDENTIFICACI?N
MATRIMONIO DE TRES
CARTA DE AMOR
ESPÍRITU DE NI?O
RECUERDOS
CONFIANZA
AMOR MATERNAL
LA GRAN FAMILIA
SENTIMIENTOS OSCUROS
PADRE E HIJO
SER PADRE
SUPERACI?N
SIN SALIDA
MÁS VALIOSO QUE EL ORO, ES EL TIEMPO
SENTIDO DEL DOLOR
ESPERANZA Y FORTALEZA
MERCADO IDEOL?GICO
FE Y DESTINO
FE Y AUTORREALIZACI?N
VERDADERA FELICIDAD
SOLDADO? ¿DE QUI?N?
MOVIDO POR DIOS
UN NUEVO DÍA
¿QUI?N SOY YO?
SER HOMBRE
ENCUENTRO
VUELO DE ÁGUILA
APERTURA
CONVERSI?N
HOMBRE NUEVO
ROMPIENDO LA INERCIA
COHERENCIA CON LA VERDAD
ARRIESGARSE PARA VIVIR
EL PEQUE?O PRÍNCIPE
VOCACI?N
DESCUBRIENDO LA VOCACI?N
MAR DE VIDA
CREADOR DE TODO LO QUE EXISTE
PLENITUD
DISCERNIMIENTO
LA SE?AL
ENCUENTRO Y DESTINO
IR AL CIELO
VIVENCIA
¿QUI?N ES DIOS PARA ENAMORARME DE EL?
COMUNI?N Y COMPROMISO
MORIR Y VIVIR
DEJARSE HACER POR DIOS
SEGURIDAD ESPIRITUAL
INTIMIDAD ESPIRITUAL
DIGNIDAD
EL ENVIADO
EL VERDADERO PASTOR
LA PALOMA MENSAJERA
SINFONÍA ARM?NICA
LA LUZ FINAL
UNA VIDA SENCILLA PDF Imprimir Correo electrónico

Image

UNA VIDA SENCILLA

Guardaba un gran misterio en su corazón, muchos notaban en ella, una forma de ser especial y diferente a los demás, ella misma no comprendía bien, el misterio en que se empeñaba en guardar, con tanto cuidado.

¿Qué sería eso que guardaba con tanto respeto y dignidad?

Unos la juzgaban de tímida, otros de anticuada y pocos más la ignoraban, porque prefería escuchar y observar, que darse a conocer o llamar la atención.

En los grupos de amigas, no era líder, pero no dejaba de ser agradable en su trato personal.

Su sonrisa, daba el broche de oro a esa mirada tierna y dulce, llena de pureza e inocencia, que transmitía paz y luz a los demás.

Lo que oía y observaba, lo meditaba para irle dando un verdadero sentido,

en una escala de valores de acuerdo a la verdad.

Era un trabajo interno e intenso, como ir labrando una escultura con mucho cuidado, era ir formando su "Yo Perfecto".

Ella se preguntaba: ¿Quién soy yo, respecto a la verdad?

¿Quién quiere la verdad que yo sea?,   ¿qué quiere que haga?

Con su inteligencia, analizaba sus sentimientos, sus vivencias, ideales, errores, cualidades y habilidades.

Tenía un carisma especial para ir descubriendo dentro de sí, esa fuente de vida, que la ayudaba a ser cada día más y mejor.

Con Fe en la verdad, trabajaba con su inteligencia todas estas cosas.

Muchas veces notaba que se le quedaban mirando, cuando sin darse cuenta,

se había quedado con la mirada pensativa, en algún punto que la hacía reflexionar.

El tiempo pasó y sus padres veían en ella, sencillamente una hija tranquila y con frecuencia distraída, pero no les causaba ningún problema, porque era obediente, cariñosa y servicial.

Cuando creció, las circunstancias la fueron separando de sus amigas, cada una siguió su profesión y destino de la vida.

Conforme pasaba el tiempo, cada una de ellas iba dando a conocer con su vida, lo que guardaba en su interior.

Algunas de sus amigas se habían casado, unas vivían bien y con hijos, no faltó quien tuviera un hijo en unión libre, quien se divorciara y hasta quien estuviera hundida en algún vicio.

Esta mujer era bonita y buscada por algunos pretendientes, pero  fué difícil encontrar al que buscaba, para padre de sus hijos.

ya no había muchachos para ella, que los considerara como buenos prospectos, para escoger uno,  para padre de sus hijos.

Tuvo que rechazar algunas proposiciones y no se dejaba llevar por la soledad, que a veces la carcomía en su interior, para casarse con cualquiera.

Esperó con paciencia y con esperanza, hasta que fuera posible este deseo.

Si este ideal no llegaba, lo mejor era hacer la voluntad de su Creador.

Su vida personal, la vivía con convicción, sabía que tenía que escoger bien a su pareja, para decidirse por él para toda la vida, pese a las dificultades que se atravesaran.

Al fin llegó a quien esperaba, se casaron ante Dios y tuvieron algunos hijos.

Los supieron educar con amor, sacrificio y sabiduría, en la escala de valores, que dependía de la verdad.

Gracias al esfuerzo de los dos, pudieron contemplar en sus hijos, la mirada inocente que transmitía paz, luz y felicidad, para todos los que los rodeaban.

Esta familia pobre, era capaz de guardar y transmitir un gran tesoro, que todos llevaban en el corazón y que valía más que todas las riquezas del mundo, porque les traía verdadera felicidad y unidad, por el hecho de vivir con Fe, de acuerdo a la voluntad de su Creador...