Inicio arrow EUTANASIA
martes, 25 abril 2017
Menú Principal
Inicio
Contactanos
Principal
Indice
EL ESTUDIANTE
VERDAD Y CERTEZA
IMAGEN
SELLO VIVENCIAL
GUERRERO
LOCALIZACI?N
REGALOS
ENERGÍA Y PAZ
REGALO DEL CIELO
LLAMADO A SER
SABIA NATURALEZA
NIVELES DE VIDA INTERIOR
CRITERIOS
EL VALOR QUE DIOS LE DA
VIVIR CON SABIDURÍA
PAZ EN EL ALMA
VERDAD Y LIBERTAD
VIVIR Y MEDITAR
EL VALOR DE UNA SONRISA
SENDERO DE FELICIDAD
TESTIMONIO
MI APRECIABLE VIEJO
MISTERIO
ORIGINALIDAD
¿DESTINO O CONVERSI?N?
EL VERDADERO TESORO
SER LIBRES
RAYO TRASCENDENTAL
FLORECIMIENTO DE LA NAVIDAD
ARMONÍA
PREDISPOSICI?N
ACEPTARSE A SI MISMO
DIGNA LIBERTAD
DESTINO DEL HOMBRE
AMAR A BLANCO Y NEGRO
MIRANDO HACIA LA ETERNIDAD
VALORES
B?SQUEDA
MADUREZ
CAMINO DE SALVACI?N
CONFLICTO Y ENCUENTRO
LUCHA INTERNA
FORMACI?N ESPIRITUAL
EUTANASIA
COMPROMISO INTERIOR
ENIGMA
BELLA
COMO UNA FLOR
ILUSIONES DE UNA NOVIA
LA BELLA NOVIA
¿FANTASÍA O COMPROMISO?
EL VALOR DE UNA FLOR
UNA VIDA SENCILLA
ALGO SUBLIME
AMOR CONYUGAL
IDENTIFICACI?N
MATRIMONIO DE TRES
CARTA DE AMOR
ESPÍRITU DE NI?O
RECUERDOS
CONFIANZA
AMOR MATERNAL
LA GRAN FAMILIA
SENTIMIENTOS OSCUROS
PADRE E HIJO
SER PADRE
SUPERACI?N
SIN SALIDA
MÁS VALIOSO QUE EL ORO, ES EL TIEMPO
SENTIDO DEL DOLOR
ESPERANZA Y FORTALEZA
MERCADO IDEOL?GICO
FE Y DESTINO
FE Y AUTORREALIZACI?N
VERDADERA FELICIDAD
SOLDADO? ¿DE QUI?N?
MOVIDO POR DIOS
UN NUEVO DÍA
¿QUI?N SOY YO?
SER HOMBRE
ENCUENTRO
VUELO DE ÁGUILA
APERTURA
CONVERSI?N
HOMBRE NUEVO
ROMPIENDO LA INERCIA
COHERENCIA CON LA VERDAD
ARRIESGARSE PARA VIVIR
EL PEQUE?O PRÍNCIPE
VOCACI?N
DESCUBRIENDO LA VOCACI?N
MAR DE VIDA
CREADOR DE TODO LO QUE EXISTE
PLENITUD
DISCERNIMIENTO
LA SE?AL
ENCUENTRO Y DESTINO
IR AL CIELO
VIVENCIA
¿QUI?N ES DIOS PARA ENAMORARME DE EL?
COMUNI?N Y COMPROMISO
MORIR Y VIVIR
DEJARSE HACER POR DIOS
SEGURIDAD ESPIRITUAL
INTIMIDAD ESPIRITUAL
DIGNIDAD
EL ENVIADO
EL VERDADERO PASTOR
LA PALOMA MENSAJERA
SINFONÍA ARM?NICA
LA LUZ FINAL
EUTANASIA PDF Imprimir Correo electrónico

Image

EUTANASIA

Con lágrimas en los ojos, frente al palacio municipal, detenían el cartelón de protesta, una pobre anciana, acompañada de sus amigas.

Su esposo había ido, en contra de la voluntad de ella, a la clínica donde le aplicaron la eutanasia, motivado por los medios de publicidad, con la falsa ilusión, de una felicidad permanente.

Esta protesta la encabezaba un señor llamado Tobías, de 33 años, que defendía la vida.

Después de dos días, un representante de este gobierno, llamado Joel,

se dignó a entablar conversación con este señor.

(Joel)     ¿Por qué van en contra de la eutanasia?

(Tobías) Los ancianos, en vez de ser una carga inútil improductiva, un estorbo para la humanidad, por los cuidados que a su persona requieren,

            ¡SON UNA BENDICI?N DE DIOS!

(Joel)     ¿Por qué son una bendición?

(Tobías) Dios los Ama, más de lo que sus propios familiares los pueden Amar. Dios es infinitamente sabio y ha querido que su vida esté con nosotros, viviendo en ellos mismos, sufriendo con ellos, luchando y orando con ellos.

            Dios no ignora a ningún animal, por más pequeño que éste sea,

            ¡Cuánto más al hombre que vale más que todos los animales!

(Joel)    El gobierno se encarga de cosas sociales, no teológicas o religiosas.

(Tobías)Lo sé, pero lo que no está sustentado en buena raíz, trae sus consecuencias negativas por eso deben reconsiderar sus bases para evitar este mal social, que concierne a ustedes.

           ¿Quién es el gobierno ó el hombre, para disponer de los planes de Dios, cuando da la vida o cuando la quiere quitar?

(Joel)  ¿Para qué dejar vivir a un anciano que ya quiere morir para no ser un estorbo, alguien que es una carga moral y económica para sus familias, alguien que distrae las tareas productivas de quienes los rodean?

(Tobías) así se les ha hecho sentir a los ancianos, se les ha ido matando la ilusión de vivir.

           Desde la jubilación, se les ha hecho sentir carga y estorbo, se les ha marginado.

           Cuando eran jóvenes tenían ilusión de vivir, porque se sentían útiles y hoy son ancianos que quieren morir, porque sienten que ya no sirven para nada.

           La sociedad los ha matado desde su jubilación o desde antes, al no tener trabajo, así se ven viejos jóvenes con las alas cortadas y no pueden volar.

(Joel)  ¿Según tú, cuáles son los planes de Dios, para ver si los autorizamos?

(Tobías)   ¡Promover y cuidar la vida!   Además,

                ¿Quién es el hombre para pedirle cuentas a Dios?

               La libertad se esclaviza del pecado por ignorancia, por seguir la senda del error, por caminar sin luz, por falta de Fe.

¡Los ancianos son una bendición para la humanidad!

Por mucho tiempo, en civilizaciones anteriores, se prestigiaba al anciano porque representaba la sabiduría, la dignidad de ser un ??SE?OR? por poseer las primicias del espíritu, por la experiencia que habían acumulado durante su vida pasada y por la dignidad a la que se habían hecho acreedores.

Con esta sabiduría y experiencias pasadas, serían los guías de la sociedad en que vivían, para evitar muchos errores, para guiarla por caminos seguros y por sendas de paz.

Eran los ojos de la sociedad, para ver el camino por el que deberían ser, además, Testimonios de virtud, de Fe, de oración y de santidad, de ilusión por Vivir, de brasas consumidas por el fuego del Amor.

Este tiempo al que se ha prolongado su vida, es tiempo de misericordia de Dios, tal vez para expiación de sus propios pecados.

Para ser oración continua de intercesión, por los que ellos piden.

Para dar testimonio de ilusión por vivir, para tantos jóvenes desanimados y sumergidos en las drogas o en vicios.

Para dar motivo de reflexión, a los que andan en búsqueda.

Para guías del desorientado, para   ¡Gloria de Dios!

(Joel) Le repito, los problemas teológicos, religiosos y sentimentales, no son de nuestra incumbencia, a nosotros nos toca velar por la justicia, el orden social y económico de la nación.

(Tobías) Algunos de ustedes se contradicen, al decir que velan por la justicia, al provocar permitir el fruto mortal de la eutanasia.

           Si el mundo los mata, es porque tienen el espíritu de la muerte y busca su comodidad egoísta, muy lejos de la justicia divina, muy lejos de los PLANES DE DIOS, muy lejos del Amor a los más necesitados.

(Joel) Los ancianos son improductivos y perjudican el desarrollo económico de la nación.

(Tobías)                          ¿Quién es más productivo?

¿El que descansa en el dinero o el que lucha en el espíritu?

¿De qué productividad se habla?      ¿De lo material o de lo espiritual? Si es de lo material, los intereses de su trabajo productivo anterior,

los deben de sostener.

Si es de lo espiritual, que el espíritu de Dios les haga justicia.

El hacer sentir a los ancianos inútiles, estorbo y basura que hay que quemar    ¿No es acaso una injusticia gubernamental, que permite ó promueve con publicidad, una falsa felicidad permanente?

Joel, sin saber que responder, dió media vuelta para regresar a sus labores?