Inicio arrow MIRANDO HACIA LA ETERNIDAD
martes, 25 abril 2017
Menú Principal
Inicio
Contactanos
Principal
Indice
EL ESTUDIANTE
VERDAD Y CERTEZA
IMAGEN
SELLO VIVENCIAL
GUERRERO
LOCALIZACI?N
REGALOS
ENERGÍA Y PAZ
REGALO DEL CIELO
LLAMADO A SER
SABIA NATURALEZA
NIVELES DE VIDA INTERIOR
CRITERIOS
EL VALOR QUE DIOS LE DA
VIVIR CON SABIDURÍA
PAZ EN EL ALMA
VERDAD Y LIBERTAD
VIVIR Y MEDITAR
EL VALOR DE UNA SONRISA
SENDERO DE FELICIDAD
TESTIMONIO
MI APRECIABLE VIEJO
MISTERIO
ORIGINALIDAD
¿DESTINO O CONVERSI?N?
EL VERDADERO TESORO
SER LIBRES
RAYO TRASCENDENTAL
FLORECIMIENTO DE LA NAVIDAD
ARMONÍA
PREDISPOSICI?N
ACEPTARSE A SI MISMO
DIGNA LIBERTAD
DESTINO DEL HOMBRE
AMAR A BLANCO Y NEGRO
MIRANDO HACIA LA ETERNIDAD
VALORES
B?SQUEDA
MADUREZ
CAMINO DE SALVACI?N
CONFLICTO Y ENCUENTRO
LUCHA INTERNA
FORMACI?N ESPIRITUAL
EUTANASIA
COMPROMISO INTERIOR
ENIGMA
BELLA
COMO UNA FLOR
ILUSIONES DE UNA NOVIA
LA BELLA NOVIA
¿FANTASÍA O COMPROMISO?
EL VALOR DE UNA FLOR
UNA VIDA SENCILLA
ALGO SUBLIME
AMOR CONYUGAL
IDENTIFICACI?N
MATRIMONIO DE TRES
CARTA DE AMOR
ESPÍRITU DE NI?O
RECUERDOS
CONFIANZA
AMOR MATERNAL
LA GRAN FAMILIA
SENTIMIENTOS OSCUROS
PADRE E HIJO
SER PADRE
SUPERACI?N
SIN SALIDA
MÁS VALIOSO QUE EL ORO, ES EL TIEMPO
SENTIDO DEL DOLOR
ESPERANZA Y FORTALEZA
MERCADO IDEOL?GICO
FE Y DESTINO
FE Y AUTORREALIZACI?N
VERDADERA FELICIDAD
SOLDADO? ¿DE QUI?N?
MOVIDO POR DIOS
UN NUEVO DÍA
¿QUI?N SOY YO?
SER HOMBRE
ENCUENTRO
VUELO DE ÁGUILA
APERTURA
CONVERSI?N
HOMBRE NUEVO
ROMPIENDO LA INERCIA
COHERENCIA CON LA VERDAD
ARRIESGARSE PARA VIVIR
EL PEQUE?O PRÍNCIPE
VOCACI?N
DESCUBRIENDO LA VOCACI?N
MAR DE VIDA
CREADOR DE TODO LO QUE EXISTE
PLENITUD
DISCERNIMIENTO
LA SE?AL
ENCUENTRO Y DESTINO
IR AL CIELO
VIVENCIA
¿QUI?N ES DIOS PARA ENAMORARME DE EL?
COMUNI?N Y COMPROMISO
MORIR Y VIVIR
DEJARSE HACER POR DIOS
SEGURIDAD ESPIRITUAL
INTIMIDAD ESPIRITUAL
DIGNIDAD
EL ENVIADO
EL VERDADERO PASTOR
LA PALOMA MENSAJERA
SINFONÍA ARM?NICA
LA LUZ FINAL
PDF Imprimir Correo electrónico

Image

MIRANDO HACIA LA ETERNIDAD

Matices de azules, rosas, rojos, naranjas y amarillos, envolvían a las nubes blancas, en ese atardecer.

Matices que el sol proyectaba con  una despedida alegre, para llegar al día siguiente.

Satisfecho sonreía el sol, de dar calor a las plantas, animales y a la tierra misma, aparecía como un símbolo de luz, éxito, vida, calor, fuego?

La luna hacía su aparición romántica, al despejarse el cielo, iniciando el desfile de estrellas incontables, una invitación para elevar el espíritu y la imaginación, más allá de nuestro mundo?

Acostada boca arriba, en el jardín de su casa, desde el atardecer, hasta adentrada la noche, no dejaba de contemplar el cielo.

El sol, la luna y las estrellas, parecían como testigos celestiales, de sus sueños y fantasías, ilusiones y esperanzas y Dios le ayudaría a alcanzar lo que convendría para su salvación.

Su corazón palpitaba tranquilo y los sentimientos fluían felizmente en paz.

De la eternidad vino, ahí estaba con vida, después de la muerte, allá volvería.

¿Qué hubo allá en la eternidad, antes que yo viniera?

¿Qué tengo que realizar para Gloria de Dios?

¿Qué viviré en la eternidad?

Millones de estrellas desfilan ante mi vista, de una estrella del norte, a una estrella del sur, ¿Cuántos millones de años luz, tienen que pasar para que una reciba la luz de la otra?

¿Qué son 120 años de vida, que yo pueda vivir en este mundo?

Es para la eternidad como un soplo, como el viento que llega y se va, algo tan pequeño relativamente, como un granito de arena de una playa inmensa.

Si tan corta es nuestra vida  ¿Cómo viviremos en la eternidad?

Dios ya lo sabe, yo no lo sé; lo único que se, es lo que EL ya me dijo a través de su hijo, y como LE CREO a su hijo, haré lo que me pide, y si hago lo que me pide    ¡QUE FELICIDAD!

¡FELICIDAD ETERNA, ETERNA, ETERNA?!

¡Vale la pena dirigir toda nuestra vida a este fin, a este viaje!

Si todos tienen que ir a la eternidad, después de esta vida,

¿Cómo quieren viajar a través de ella?

¿En primera, segunda o tercera clase?

Los de tercera clase viajan todos apretados, mal olientes, con dolores en el cuerpo y en el alma, sin poder cambiarse de lugar.

Los de segunda clase, un rato viajan con dolor, pero este les sirve de purificación, para pasar a primera clase.

Los de primera clase, es una fiesta eterna de Amor Verdadero, Gracia y Paz de Dios, de armonía y felicidad, pureza y tranquilidad, luz y fraternidad, de plena autorrealización, en los planes de Dios.

Estos quisieron estar ahí y pusieron todo lo que hubo de su parte, para hacer la voluntad de Dios y no la suya.

Su fe, su vida y sus obras estuvieron al servicio de Dios, amándolo a través de su prójimo, con las virtudes que Dios les dio y les pidió que las trabajaran.

Los de segunda clase, quisieron estar ahí como un deseo, pero no pusieron lo que se les pidió de su parte, pero por su arrepentimiento, alcanzaron la misericordia de Dios y después de purificarse podrán pasar a primera clase.

Los de tercera clase, no creyeron que viajarían eternamente y menos de una manera atroz.

No se preocuparon, vivieron para complacerse a ellos mismos, a consta de los demás y no dieron crédito a las palabras del Hijo de Dios.

Hoy no aceptan su culpa, pero sufren las consecuencias.

¡HAY DE ELLOS!  TODAVÍA ESTOY A TIEMPO  ¡QUE BELLA NOCHE!

¿Qué haré con la vida que me queda por delante?

¡Aún puedo ser mejor!

Y mirando hacia el futuro, sobre el pasto se quedó dormida?