Inicio arrow CRITERIOS
lunes, 24 julio 2017
Menú Principal
Inicio
Contactanos
Principal
Indice
EL ESTUDIANTE
VERDAD Y CERTEZA
IMAGEN
SELLO VIVENCIAL
GUERRERO
LOCALIZACI?N
REGALOS
ENERGÍA Y PAZ
REGALO DEL CIELO
LLAMADO A SER
SABIA NATURALEZA
NIVELES DE VIDA INTERIOR
CRITERIOS
EL VALOR QUE DIOS LE DA
VIVIR CON SABIDURÍA
PAZ EN EL ALMA
VERDAD Y LIBERTAD
VIVIR Y MEDITAR
EL VALOR DE UNA SONRISA
SENDERO DE FELICIDAD
TESTIMONIO
MI APRECIABLE VIEJO
MISTERIO
ORIGINALIDAD
¿DESTINO O CONVERSI?N?
EL VERDADERO TESORO
SER LIBRES
RAYO TRASCENDENTAL
FLORECIMIENTO DE LA NAVIDAD
ARMONÍA
PREDISPOSICI?N
ACEPTARSE A SI MISMO
DIGNA LIBERTAD
DESTINO DEL HOMBRE
AMAR A BLANCO Y NEGRO
MIRANDO HACIA LA ETERNIDAD
VALORES
B?SQUEDA
MADUREZ
CAMINO DE SALVACI?N
CONFLICTO Y ENCUENTRO
LUCHA INTERNA
FORMACI?N ESPIRITUAL
EUTANASIA
COMPROMISO INTERIOR
ENIGMA
BELLA
COMO UNA FLOR
ILUSIONES DE UNA NOVIA
LA BELLA NOVIA
¿FANTASÍA O COMPROMISO?
EL VALOR DE UNA FLOR
UNA VIDA SENCILLA
ALGO SUBLIME
AMOR CONYUGAL
IDENTIFICACI?N
MATRIMONIO DE TRES
CARTA DE AMOR
ESPÍRITU DE NI?O
RECUERDOS
CONFIANZA
AMOR MATERNAL
LA GRAN FAMILIA
SENTIMIENTOS OSCUROS
PADRE E HIJO
SER PADRE
SUPERACI?N
SIN SALIDA
MÁS VALIOSO QUE EL ORO, ES EL TIEMPO
SENTIDO DEL DOLOR
ESPERANZA Y FORTALEZA
MERCADO IDEOL?GICO
FE Y DESTINO
FE Y AUTORREALIZACI?N
VERDADERA FELICIDAD
SOLDADO? ¿DE QUI?N?
MOVIDO POR DIOS
UN NUEVO DÍA
¿QUI?N SOY YO?
SER HOMBRE
ENCUENTRO
VUELO DE ÁGUILA
APERTURA
CONVERSI?N
HOMBRE NUEVO
ROMPIENDO LA INERCIA
COHERENCIA CON LA VERDAD
ARRIESGARSE PARA VIVIR
EL PEQUE?O PRÍNCIPE
VOCACI?N
DESCUBRIENDO LA VOCACI?N
MAR DE VIDA
CREADOR DE TODO LO QUE EXISTE
PLENITUD
DISCERNIMIENTO
LA SE?AL
ENCUENTRO Y DESTINO
IR AL CIELO
VIVENCIA
¿QUI?N ES DIOS PARA ENAMORARME DE EL?
COMUNI?N Y COMPROMISO
MORIR Y VIVIR
DEJARSE HACER POR DIOS
SEGURIDAD ESPIRITUAL
INTIMIDAD ESPIRITUAL
DIGNIDAD
EL ENVIADO
EL VERDADERO PASTOR
LA PALOMA MENSAJERA
SINFONÍA ARM?NICA
LA LUZ FINAL
PDF Imprimir Correo electrónico

Image

CRITERIOS

Un pelícano volaba sobre las olas del mar.

Se sentía libre volando y jugando sobre las olas.

Estaba feliz y quería que esos momentos no se terminaran, se encontraba con otros pelícanos  y comentaba:

Me divierto viendo las olas y al estar posado sobre el agua, siento como los bultos de agua me suben, pudiendo ver el horizonte, luego bajan y veo romper las olas a mi lado, contemplo los atardeceres y cuando tengo hambre el alimento está a mi alcance.

¡Qué vida!       ¡Qué felicidad!       ¡Qué goce de la naturaleza!  

¡Qué alegría ser parte de ella!

De pronto comencé a ver un artefacto, era un pelícano robot, volaba más rápido que yo.

Se posaba sobre el agua y las olas rompían a su lado, vi que ese artefacto me superaba en lo que yo hacía, pero no me importó,

YO SEGUÍ EN PAZ GOZANDO DE AQUELLOS MOMENTOS.

Un pelícano que estaba cerca de mí, se comenzó a incomodar y dijo:

¿Qué te pasa? Esta cosa se cree superior a nosotros ¡Presumido! ¿Ves como vuela?

(yo) Si, ya me di cuenta que nos supera en el vuelo

(el) ¿Y esto no es suficiente, para hacernos sentir mal?

(yo) ¡A mí no! Por mi, ¡Que siga volando!

(el) ¡No te hace sentir mal!

(yo) No

(el) ¡No te importa que una cosa así TE SUPERE!

(yo) No. Estoy feliz de estar aquí y ese artefacto ¡No resta mi felicidad!

(el) ¡Serás un tonto! El orgullo de los pelícanos, es que sabemos volar sobre las olas, durante siglos y milenios, hemos sido en nuestra especie

       ¡LOS MEJORES!   Y   ¡AHORA NOS HAN SUPERADO!

(yo) Ya no sabía que contestarle, venía otro bulto de ola y me elevó más que las otras y me dio más alegría porque a pesar de su tamaño, no me hundió, sin haberme movido del agua.

De pronto noté, que el pelícano me veía desconcertado y se decía a sí mismo ¿Qué le pasa a ese tonto?    ¡Está feliz!

       ¿Será que a los pelícanos nos afecta el poder pensar?

       ¿El pensar nos resta felicidad?

Se dirigió a mi y me dijo ¡Oye!    ¿Tú en que piensas?

¿Por qué sigues feliz después de lo que te dije?

¿Por qué no le das importancia al vuelo de los pelícanos?

(yo) No sé, tal vez porque el vuelo es para los pelícanos y no los pelícanos para el vuelo.

       Volar más aprisa y más perfecto   

       ¿Cambiaría la calidad de VIDA que ya llevamos?

(el) Tal vez sí, podríamos conseguir más rápido el alimento y llegaríamos más rápido a nuestro destino

(yo) Bien, cuando vea la necesidad, entonces aprenderé más fácil de ese artefacto pero si hay con lo que basta    ¿Para qué es lo que sobra?

(el) A ti te sobrará, pero a mi me hace falta para llegar a ser feliz, no soporto que alguien nos arranque el legado de este orgullo, de ser los mejores voladores en nuestra especie.

(yo) ¿Por qué no aprendes de ese artefacto?

(el) ¡Llega como rival!    Y ahora    ¿Quieres que aprenda de él?

(yo) ¿Por qué no?

Esa pregunta retumbó en la conciencia del pelícano    ¿Por qué no?

 ¿Por qué no?    Y se decidió a superar al artefacto.

Comenzó a mejorar su vuelo y a ser líder entre otros pelícanos, aprendieron de él porque lo admiraban, pero después de muchos días, llegó llorando conmigo y me dijo:

 (el) ¡Odio esa cosa!

(yo) ¿Por qué?

(el) ¡No he podido superarlo!    Me gana por mucho y me canso muy pronto y esa cosa sigue y sigue por mucho rato en su vuelo.

(yo) ¿No será que estás luchando contra tu naturaleza?

(el) ¿Cómo?

(yo) Sí, que no ves que ese artefacto ¡No es de nuestra naturaleza!

       Hará cosas mejores, pero,

      ??NO VIVE LO QUE NOSOTROS VIVIMOS?    

     Sus necesidades son diferentes, en vez de comer peces, le inyectan

     combustible, en vez de VIVIR, simplemente HACE.

En ese momento hubo un gran silencio. Entre los dos, sólo escuchábamos el oleaje y a otros pelícanos. Le dije:

(yo) ¿Qué te parece más importante?    ¿El vivir para hacer? ó

       ¿El hacer para vivir?

(el) Bien, el hacer afecta a nuestro vivir y el vivir influye en lo que hacemos.

(yo) Si, pero ¿Qué es más importante?

(el) Pues, el VIVIR.

(yo) Entonces no te angusties por alcanzar soluciones, fuera de nuestro alcance.

(el) ¿Pero si afecta a nuestro vivir?    Y me dijo:

      ¡¿No será que te conformas y eres flojo para superarte?! 

 

(yo) ¡No! Estoy de acuerdo en la superación personal y admiro el vuelo que has alcanzado.

(el)   ¿Y por qué tú no lo hiciste? 

 

(yo)  ¡No era mi necesidad!  Para mi el orgullo de los pelícanos, no está en

        HACER un perfecto vuelo, sino  " EN SABER VIVIR LO QUE NOS TOCAVIVR"

(el) Pero entonces  ¿Que opinas de las enfermas e inválidas y las que sufren? 

  

(yo) ¡Que es bueno que las sigamos ayudando! Pero en su  "YO" interno,

       ¡También tienen que SABER VIVIR, LO QUE LES  HA TOCADO    VIVIR!

 

       Deben superarse en esta prueba, a través de lo que hacen, aceptando su circunstancia y los límites de su naturaleza.

(el) ¡Oye! ¡Allá viene otro bulto grande, nada para acá para que no te hunda!

Entre él y yo, tuvimos una larga amistad y así como yo lo cuestionaba, él me cuestionaba a mí, BUSCANDO ambos LA VERDAD que nos permite superarnos y respetar nuestras diferencias y esto me hizo pensar, que ciertos criterios a veces son diferentes, pero estamos unidos en el espíritu porque luchamos por los MISMOS VALORES, de verdad y de justicia en el amor?