Inicio arrow NIVELES DE VIDA INTERIOR
martes, 25 abril 2017
Menú Principal
Inicio
Contactanos
Principal
Indice
EL ESTUDIANTE
VERDAD Y CERTEZA
IMAGEN
SELLO VIVENCIAL
GUERRERO
LOCALIZACI?N
REGALOS
ENERGÍA Y PAZ
REGALO DEL CIELO
LLAMADO A SER
SABIA NATURALEZA
NIVELES DE VIDA INTERIOR
CRITERIOS
EL VALOR QUE DIOS LE DA
VIVIR CON SABIDURÍA
PAZ EN EL ALMA
VERDAD Y LIBERTAD
VIVIR Y MEDITAR
EL VALOR DE UNA SONRISA
SENDERO DE FELICIDAD
TESTIMONIO
MI APRECIABLE VIEJO
MISTERIO
ORIGINALIDAD
¿DESTINO O CONVERSI?N?
EL VERDADERO TESORO
SER LIBRES
RAYO TRASCENDENTAL
FLORECIMIENTO DE LA NAVIDAD
ARMONÍA
PREDISPOSICI?N
ACEPTARSE A SI MISMO
DIGNA LIBERTAD
DESTINO DEL HOMBRE
AMAR A BLANCO Y NEGRO
MIRANDO HACIA LA ETERNIDAD
VALORES
B?SQUEDA
MADUREZ
CAMINO DE SALVACI?N
CONFLICTO Y ENCUENTRO
LUCHA INTERNA
FORMACI?N ESPIRITUAL
EUTANASIA
COMPROMISO INTERIOR
ENIGMA
BELLA
COMO UNA FLOR
ILUSIONES DE UNA NOVIA
LA BELLA NOVIA
¿FANTASÍA O COMPROMISO?
EL VALOR DE UNA FLOR
UNA VIDA SENCILLA
ALGO SUBLIME
AMOR CONYUGAL
IDENTIFICACI?N
MATRIMONIO DE TRES
CARTA DE AMOR
ESPÍRITU DE NI?O
RECUERDOS
CONFIANZA
AMOR MATERNAL
LA GRAN FAMILIA
SENTIMIENTOS OSCUROS
PADRE E HIJO
SER PADRE
SUPERACI?N
SIN SALIDA
MÁS VALIOSO QUE EL ORO, ES EL TIEMPO
SENTIDO DEL DOLOR
ESPERANZA Y FORTALEZA
MERCADO IDEOL?GICO
FE Y DESTINO
FE Y AUTORREALIZACI?N
VERDADERA FELICIDAD
SOLDADO? ¿DE QUI?N?
MOVIDO POR DIOS
UN NUEVO DÍA
¿QUI?N SOY YO?
SER HOMBRE
ENCUENTRO
VUELO DE ÁGUILA
APERTURA
CONVERSI?N
HOMBRE NUEVO
ROMPIENDO LA INERCIA
COHERENCIA CON LA VERDAD
ARRIESGARSE PARA VIVIR
EL PEQUE?O PRÍNCIPE
VOCACI?N
DESCUBRIENDO LA VOCACI?N
MAR DE VIDA
CREADOR DE TODO LO QUE EXISTE
PLENITUD
DISCERNIMIENTO
LA SE?AL
ENCUENTRO Y DESTINO
IR AL CIELO
VIVENCIA
¿QUI?N ES DIOS PARA ENAMORARME DE EL?
COMUNI?N Y COMPROMISO
MORIR Y VIVIR
DEJARSE HACER POR DIOS
SEGURIDAD ESPIRITUAL
INTIMIDAD ESPIRITUAL
DIGNIDAD
EL ENVIADO
EL VERDADERO PASTOR
LA PALOMA MENSAJERA
SINFONÍA ARM?NICA
LA LUZ FINAL
PDF Imprimir Correo electrónico

Image

NIVELES DE VIDA INTERIOR

Una gota, otra y otra, comenzaron a caer sobre la barca, en medio del mar.

Tres tripulantes que presenciaban una tormenta, lejos de la costa, únicamente traían remos.

El espíritu de aventura y la inexperiencia, los envolvía en una situación de susto. La marea comenzó a subir, las olas se encresparon, el viento las levantaba más alto y no sabían que hacer, el agua subía en el interior de la lancha y sentían que se hundían.

Llegó una ola más alta y los volteó, la lancha por ser de madera, no se hundía, agarrados de ésta, permanecieron juntos flotando.

Un tiburón declaró su presencia, al asomar su aleta sobre la superficie del agua, el susto se convirtió en pánico, gritaban al viento ¡Auxilio! ¡Auxilio!

Nadie los escuchaba?

A punto estaban de ser devorados.

Un familiar de ellos, preocupado desde que se avecinaba la tormenta, imaginaba lo que les pudiera estar pasando y conociendo su espíritu de aventura, mandó un helicóptero al rescate, oportunamente llegó salvando sus vidas.

Un día después, en la mesa, a la hora de la cena, fueron cuestionados:

¿Qué buscaban en esa aventura?

 Se miraron los tres sin saber que decir, más bien, lo que buscaban era la misma aventura.

 ¿Qué misterio hay atrás de esta búsqueda?

Así como un niño no mide las consecuencias, así vivieron su aventura.

 Los hizo madurar, al vivir las consecuencias de una decisión, que casi les quitó la vida.

Uno de ellos, siguió con este mismo impulso de aventurarse, sin medir las consecuencias, hasta que perdió la vida.

Otro se quedó psicológicamente paralizado y buscó siempre la seguridad.

Al otro le dejó la experiencia de ??pensar para hacer y no hacer para pensar?.

¿Vale la pena, poner en riesgo la vida, por una aventura de éstas?

¿El beneficio que se adquiere, justifica los resultados?

¡Sólo en su escala de valores, saben si se justifica o no!

Lo único que saben es que viven conciente o inconscientemente, inquietudes que necesitan de una respuesta.

Necesidades a otro nivel, tal vez de ser libres, de ser ellos mismos, de probar sus propios limites, o de ser tomados en cuenta y llegar a ser alguien.

 Estas inquietudes, unos lograron darles respuesta a través del deporte, del estudio, del trabajo, de una buena amistad, de la oración, la reflexión u otro medio.

Cada uno vivió la satisfacción o el vacío de sus propias decisiones.

Los que cuidaban su vida, trataban de dar decisiones con inteligencia y prudencia.

Pocos llegaron al nivel más alto y satisfactorio, como aquellos que se aventuraron en amar, servir, conocer y agradar, cada día más y mejor a DIOS en su AMOR y su GRACIA?