Inicio arrow CREADOR DE TODO LO QUE EXISTE
lunes, 24 julio 2017
Menú Principal
Inicio
Contactanos
Principal
Indice
EL ESTUDIANTE
VERDAD Y CERTEZA
IMAGEN
SELLO VIVENCIAL
GUERRERO
LOCALIZACI?N
REGALOS
ENERGÍA Y PAZ
REGALO DEL CIELO
LLAMADO A SER
SABIA NATURALEZA
NIVELES DE VIDA INTERIOR
CRITERIOS
EL VALOR QUE DIOS LE DA
VIVIR CON SABIDURÍA
PAZ EN EL ALMA
VERDAD Y LIBERTAD
VIVIR Y MEDITAR
EL VALOR DE UNA SONRISA
SENDERO DE FELICIDAD
TESTIMONIO
MI APRECIABLE VIEJO
MISTERIO
ORIGINALIDAD
¿DESTINO O CONVERSI?N?
EL VERDADERO TESORO
SER LIBRES
RAYO TRASCENDENTAL
FLORECIMIENTO DE LA NAVIDAD
ARMONÍA
PREDISPOSICI?N
ACEPTARSE A SI MISMO
DIGNA LIBERTAD
DESTINO DEL HOMBRE
AMAR A BLANCO Y NEGRO
MIRANDO HACIA LA ETERNIDAD
VALORES
B?SQUEDA
MADUREZ
CAMINO DE SALVACI?N
CONFLICTO Y ENCUENTRO
LUCHA INTERNA
FORMACI?N ESPIRITUAL
EUTANASIA
COMPROMISO INTERIOR
ENIGMA
BELLA
COMO UNA FLOR
ILUSIONES DE UNA NOVIA
LA BELLA NOVIA
¿FANTASÍA O COMPROMISO?
EL VALOR DE UNA FLOR
UNA VIDA SENCILLA
ALGO SUBLIME
AMOR CONYUGAL
IDENTIFICACI?N
MATRIMONIO DE TRES
CARTA DE AMOR
ESPÍRITU DE NI?O
RECUERDOS
CONFIANZA
AMOR MATERNAL
LA GRAN FAMILIA
SENTIMIENTOS OSCUROS
PADRE E HIJO
SER PADRE
SUPERACI?N
SIN SALIDA
MÁS VALIOSO QUE EL ORO, ES EL TIEMPO
SENTIDO DEL DOLOR
ESPERANZA Y FORTALEZA
MERCADO IDEOL?GICO
FE Y DESTINO
FE Y AUTORREALIZACI?N
VERDADERA FELICIDAD
SOLDADO? ¿DE QUI?N?
MOVIDO POR DIOS
UN NUEVO DÍA
¿QUI?N SOY YO?
SER HOMBRE
ENCUENTRO
VUELO DE ÁGUILA
APERTURA
CONVERSI?N
HOMBRE NUEVO
ROMPIENDO LA INERCIA
COHERENCIA CON LA VERDAD
ARRIESGARSE PARA VIVIR
EL PEQUE?O PRÍNCIPE
VOCACI?N
DESCUBRIENDO LA VOCACI?N
MAR DE VIDA
CREADOR DE TODO LO QUE EXISTE
PLENITUD
DISCERNIMIENTO
LA SE?AL
ENCUENTRO Y DESTINO
IR AL CIELO
VIVENCIA
¿QUI?N ES DIOS PARA ENAMORARME DE EL?
COMUNI?N Y COMPROMISO
MORIR Y VIVIR
DEJARSE HACER POR DIOS
SEGURIDAD ESPIRITUAL
INTIMIDAD ESPIRITUAL
DIGNIDAD
EL ENVIADO
EL VERDADERO PASTOR
LA PALOMA MENSAJERA
SINFONÍA ARM?NICA
LA LUZ FINAL
PDF Imprimir Correo electrónico
Image

CREADOR DE TODO LO QUE EXISTE

Buceaba en el mar, las olas pasaban sobre él, allá afuera.
Volaban las gaviotas, bajo un cielo azul, que se reflejaba en las aguas templadas, rodeadas de hermosas playas vírgenes.
En el fondo de este bello océano, lo acompañaban los corales, peces de varios tamaños y colores, algas y mucha vida marina.

¿Quién ha cuidado de este paraíso?


No se ve vida humana  a muchos kilómetros alrededor, ni siquiera una choza a lo lejos.

¡Entiendo! Primero fue la naturaleza y después fue creado el hombre y la mujer; estos fueron puestos en este entorno.

¿Quién será el creador de todo esto?


Si el hombre no fue, ¿Serán otros seres supremos? Pero, ¿quién los haría a ellos?


Tuvo que haber sido el mismo que hizo lo que veo, para que todo funcione en armonía.


¡Qué belleza!


Y se quedaba contemplando tantas maravillas.


¿Hasta cuándo podrá existir esto que veo?


Han pasado huracanes, fríos, calores y terremotos y todo parece que se ha renovado.


¿Ese orden de la naturaleza quién lo establece?


Tendrá que ser alguien muy inteligente y alguien muy virtuoso, además esto demuestra un gran poder para hacer estas maravillas.


¡Quisiera ver su rostro y descubrir que hay en su mirada, qué intenciones encierra!


A este ser tan supremo, ¡lo llamaré Dios!


Tiene que existir, porque alguien tuvo que hacer la naturaleza que veo, palpo y vivo.

Si la naturaleza fuera autosuficiente sería perfecta, pero si fuera perfecta, ¿por qué tengo que pasar penas, sacrificios y morir?
¿Qué sentido tiene la muerte?
La muerte no tendría ningún sentido si no trasciende a la vida. ¿Vivir para morir?

No sería mejor ¿morir para vivir?


Pero si por inclinación natural se busca la sobrevivencia ¿será la muerte un mal que tenemos que evitar hasta que esta nos alcance inevitablemente?¿y después qué?

No puede ser el mismo destino para el que busca y defiende la vida, que para el que la destruye o se destruye a si mismo ¡Sería injusto!
¿Qué es lo justo?
Si la naturaleza me hace buscar la justicia, ¿quién me indicará el camino a seguir?
¡No puedo confiar en la naturaleza misma!
Porque si fuera autosuficiente, no sufriría la muerte.
Entonces, ¿En quién debo confiar que sea perfecto?
Tendrá que ser en Dios, pero si las obras de la naturaleza son un reflejo de su creador ¿Acaso Dios mismo tendrá que sufrir la muerte para renovarse a si mismo y a todas sus obras? ¿Pero cómo un muerto puede resucitar? ¿Cómo una persona podrá salir de un pozo profundo si no  es ayudada?

¿Acaso Dios es ayudado?


Si es ayudado, entonces no es autosuficiente y si no fuera autosuficiente, desde cuando ya hubiera muerto y nada existiría.


¡Pero aquí  estoy!

Entonces si Dios es autosuficiente y perfecto, ¿Por qué existe la muerte?
Lo único que puedo concluir es que la muerte no existe en Dios ¡Tendría que existir fuera de ?l!
Si Dios es perfecto y autosuficiente, ¡Existe la vida, la veo, la palpo y la vivo!
¿De dónde viene la muerte?
Si Dios creo todas la cosas y en el no existe la muerte, ¿Por qué existe ésta?
Parecería que hay un defecto en la creación, pero si Dios es perfecto, ??sus obras no pueden tener defecto?. Entonces, ¿de dónde sale el defecto de la muerte?

Lo que se me ocurre es que tiene que salir de otra voluntad que no sea la de Dios. Pero si Dios creó todas las cosas y todos los seres vivos ¿de dónde sale esa mala voluntad?

No puede salir de otro lugar, que no sea la libertad para hacerlo.
Si Dios creó todas las cosas y los seres vivos, tuvo que darle libertad a algún ser vivo para que éste hiciera el mal, porque sin libertad, Dios seguiría haciendo el bien.
¿Por qué Dios permitió la libertad a ese ser para que hiciera el mal?
¿Acaso para probarse a sí mismo que tan bueno era?
¿No sería esto vanidad? Pero la vanidad ya es un defecto que conduce a la muerte y ésta no puede venir de Dios, perfecto. Entonces Dios no hizo a ese ser para que hiciera el mal y probarse a sí mismo, lo que concluyo es que ¡Lo hizo para hacer el bien, como una proyección de sí mismo!
Pero si ?l mismo sabía que ese ser podría caer en el mal por la libertad que le dio, ¿Cómo podría dejarlo al azar de la muerte para perderse para siempre?
Si Dios es perfecto, ¡No podría hacer eso!
Se responsabilizaría de la libertad que le dio a ese ser, pero si es libertad, ya no puede ser responsabilidad de lo que el ser haga, sólo podría invitarlo a hacer el bien.
Si Dios así lo hace, ¿cómo invita a hacer el bien a los seres con libertad?
Los seres creados son tan pequeños y limitados en comparación a lo grande que ?l es, y a tan grande diferencia, Dios se volvería incompresible y si es incompresible, no habría responsabilidad para ese ser creado porque no conoce lo que Dios quiere, pero Dios, ¿Cómo invitaría constantemente a esos seres a hacer su voluntad?
¡Tendría que hacerse muy semejante a ése ser creado para hacerse comprensible,
Y  hasta tendría que dar la vida para rescatarlo!
Esto podría ser posible, ya que Dios es dueño de la vida para darla y volverla a tomar.
¿Ya lo habrá hecho?
Si ya lo hizo, ¿de qué manera  o a través de quien se manifestó?
¡Quisiera saber!
De pronto este buzo quiso salir a la superficie, porque le quedaba poco oxigeno?